El gobierno local de Marín retomará la tramitación de un Reglamento de Participación Ciudadana, o de organización de "asambleas participativas", para dar voz a los vecinos en los órganos de representación municipal, como es el pleno del Concello. La cuestión volvió a plantearse en la última reunión de la corporación municipal, en la que la alcaldesa, a petición de la edil independiente Isabel Martínez, dio la palabra a una vecina para que hablase ante la corporación. Este permiso se dio de forma excepcional y al no presentar ninguna objeción los grupos políticos municipales. Posteriormente, al término de la sesión, la edil de Mar-In, Isabel Martínez, planteó por vía de urgencia una moción para reclamar este reglamento de participación vecinal.

El gobierno local se comprometió a tramitar la cuestión por la vía ordinaria, es decir, a través de las correspondientes comisiones municipales, que estudiarán la posibilidad de crear una normativa para ser propuesta al pleno de la corporación.

El equipo de gobierno quiere "acercar posturas" en esta cuestión -indicó la alcaldesa, María Ramallo- para arbitrar una normativa que regule la participación directa de los vecinos en el Concello.

En octubre de 2012, el equipo de María Ramallo ya estudiaba la fórmula de las "asambleas participativas", contempladas por la ley, como el modelo más factible para dar voz a los vecinos en el Concello.

Contradicciones legales

El concejal de Participación Ciudadana, Francisco Estévez, explicaba entonces que el gobierno local encontraba en este formato la manera más viable de sacar adelante un Reglamento de Participación Ciudadana, que en realidad ya fue elaborado durante el mandato anterior, si bien nunca llegó a aprobarse debido a sus propias contradicciones legales.

El asunto volvió a debatirse en aquel momento en una comisión de Tráfico, Policía y Participación Ciudadana, a propuesta de la concejala de Mar-In. Isabel Martínez recordó al gobierno local que este instrumento continúa sin ponerse en marcha, a pesar de la cuestión ha ido varias veces al pleno.

El gobierno local revisará el reglamento existente en las comisiones municipales que correspondan, para tratar de alcanzar un texto definitivo y compatible con la ley.

Esta iniciativa partió durante el anterior mandato de Marinenses Independientes (Mar-In), que en 2008 presentó una moción al pleno para que se aprobase este "Regulamento Municipal de Participación Ciudadana".

Posteriormente, el pleno de la corporación aprobó el pasado año un nuevo reglamento de organización de sus sesiones.

Al aprobarse esta norma, la concejala de Marinenses Independientes, Isabel Martínez, se quejó de que el gobierno local "despachaba la cuestión con un artículo de cuatro líneas" en el nuevo reglamento, en el que, además, la alcaldesa tiene la potestad de decidir si el ciudadano interviene o no, y el tiempo con que lo hará.

La concejala independiente criticó entonces que la propuesta de nuevo reglamento presenta muchas deficiencias en lo relativo a la participación de los vecinos.