Apenas cuatro meses después de cerrar, en noviembre pasado, un intento para adjudicar 353 nichos en los cementerios municipales de San Mauro y Pontesampaio, el gobierno local ha puesto en marcha ya un nuevo proceso con el fin de encontrar dueño para los más de 200 disponibles. Y es que solo ha logrado cubrir el 26% de la oferta. Ante esta baja demanda, además de proceder a un nuevo intento, se amplía de forma notable el plazo para su reserva y esta vez será de cuatro meses, desde el 1 de junio al 30 de septiembre.

La oferta en los cementerios de San Mauro y Pontesampaio para su adjudicación es por 75 años y el precio de cada nicho oscila según su ubicación, pero es de al menos 1.200 euros.