La Consellería de Medio Ambiente devolverá hoy al mar al lobo marino "Raciño", tras su recuperación desde el mes de enero en el Instituto Galego de Formación en Acuicultura (Igafa) de la Illa de Arousa.

El mamífero será embarcado en el puerto de Marín y trasladado hasta la zona de Gran Sol en el barco "Ferreira Martínez". La liberación tendrá lugar 48 horas después en las aguas internacionales de la zona sur de Irlanda.

La facilidad de embarque de los lobos marinos en los puertos gallegos, debido a la existencia de arrastreros que pescan en el Gran Sol, permite el apoyo a las redes de que se ocupan de animales varados de Asturias y Portugal.

Por ello, la consellería agradece la colaboración de las entidades y personas que participan en la recuperación y liberación de este animal marino perteneciente a una de las especies más castigadas este año por los varamientos producidos a causa de los temporales.

"Raciño" fue localizado el 8 de enero en la playa de Razo de Carballo varado y se negaba a volver al mar. Tras esta negativa, el personal del Cemma decidió trasladar al animal a la unidad de cuidados intensivos de Nigrán. El lobo marino fue ingresado para la recuperación en medio artificial controlado, pues presentaba unas lesiones por todo el cuerpo derivadas del ataque de otro lobo o un perro.