La Consellería do Mar destinó cerca de 180.000 euros a la construción del nuevo punto de control del marisqueo de la cofradía de Lourizán. Al acto acudió la conselleira Rosa Quintana, acompañada por el alcalde, Miguel Lores y el presidente del Puerto, Suárez Costas.

La conselleira destacó que estas instalaciones son básicas para la gestión del marisqueo. Estas instalaciones darán servicio a 137 mariscadoras de la Cofradía "Santo André" de Lourizán y también a las de Pontevedra y Raxó, cuando se lleven a cabo labores del Plan Conxunto,es decir a unos 400 profesionales.

El punto de control del marisqueo en Lourizán es un edificio construído en estructura de madera laminada para adaptarse al entorno de las pasarelas existentes en la autovía de Marín.