Miembros de la flota cefalopodera marinense se reunieron el martes con el secretario general de Pesca, Carlos Domínguez, en Madrid. Allí les confirmaron que no se convocarán nuevas ayudas para el sector. Asimismo, la anulación del acuerdo pesquero suscrito entre la Unión Europea y el país africano, que obligó a la flota marinense a abandonar las aguas mauritanas, continúa en punto muerto y sigue sin haber avances sobre la renegociación de un nuevo acuerdo que posibilite una posible readmisión de los barcos marinenses. Por su parte, Bruselas impide que las ayudas a los marineros se prorroguen, por lo que los marineros "irán al paro", sentencia Aboi.