El escultor ourensano Manuel Buciños ha confirmado al portavoz del grupo municipal socialista en A Lama, Enrique Vaqueiro, que pedirá formalmente la retirada de los restos del Monumento al Emigrante al entender que "esta no es la obra que realicé yo", según anunciaron ayer los socialistas. El anuncio se produce después de que en el pasado pleno el gobierno local de A Lama se negase a apoyar una moción de los socialistas en la que se pedía que se encargase a Buciños el arreglo de la escultura, tras los daños que sufrió en un robo. Los socialistas critican que no se pueda exigir judicialmente una compensación a los autores porque la obra no figuraba en el inventario municipal.