El turismo comarcal tiene futuro y genera sinergias económicas y laborales que favorecen al conjunto del territorio. Es la tesis que mantienen los siete concellos que integran Terras de Pontevedra (la capital, Poio, Marín, Vilaboa, Ponte Caldelas, Cotobade y Campo Lameiro) y por la que han decidido mantener "viva" esta mancomunidad turística.

El pleno de la organización se reunió ayer para hacer balance de las actividades realizadas durante el pasado año y proceder a la liquidación del presupuesto de 2012, que había ascendido a 145.000 euros. El cierre de cuentas está pendiente del ingreso de 90.000 euros de la Xunta, comprometidos en un convenio de colaboración firmado por la Secretaría Xeral de Turismo y los siete ayuntamientos en el pasado ejercicio. Este dinero está consignado en los presupuestos de la administración autonómica de 2013, lo que hace prever que entre en caja en marzo.

En este foro se decidió que los ayuntamientos mantendrán las partidas aportadas el pasado año, que suman 59.000 euros, para mantener la actividad de Terras de Pontevedra, centrada en hacer de la comarca un destino turístico único.

Balance de actividades

La concejala de Turismo de Pontevedra, Carlota Román, presentó el balance anual de actividades en el que destacó como sus principales actuaciones: el diseño y comercialización de productos turísticos "adaptados al potencial de los concellos de la mancomunidad" ; la promoción directa del geodestino Terras de Pontevedra en ferias turísticas (como MITM-Euromed de Granada, Vigoferia, WTM de Londres) y presentaciones promocionales (en Barcelona y A Coruña) y la apuesta por la formación de los trabajadores vinculados al sector turístico.

Carlota Román citó entre los logros de la mancomunidad pontevedresa la creación de un paquete turístico "pensado para cruceristas" ,en el que la gastronomía, el patrimonio, la accesibilidad y el ocio familiar son sus principales reclamos.