El grupo municipal del PP echó ayer mano del último informe del Consello de Contas sobre los presupuestos de las ciudades gallegas (referido al año 2007 y hecho público hace tres meses) para poner de nuevo el acento de sus críticas en la política económica del Concello. Tras acusar al gobierno local de dejar sin ejecutar más del 60% de las inversiones del presupuesto de aquel año, el concejal Jacobo Moreira detalló que el PP solicitó en su día al equipo de gobierno una relación de todas las inversiones de los últimos 12 años. "Nos entregaron todas las actas desde 1999 (que suman varios centenares de sesiones), las estamos analizando una por una y anunciamos ya que pronto daremos a conocer los resultados y habrá sorpresas", aunque no aclaró más detalles.

Moreira insistió en los informes del Consello de Contas: "Si en lo que se refiere a 2006 se decía que Pontevedra sólo cumplió el 26% del capítulo de inversiones (unos 6 millones de 25), en 2007 la ejecución fue del 36, es decir, unos 11 de 30. Por tanto, la diferencia entre la realidad y la propaganda está en 38 millones sin gastar en dos años", añadió el concejal popular.

También hizo referencia a una constante denuncia de la oposición y que menciona el Consello de Contas. Se trata de las modificaciones de crédito, que afectaron en 2007 al 62% de la cifra inicial, "lo que implica que los presupuestos nunca se cumplen y se modifican para elevar el gasto corriente".

Moreira vaticina que en los informes del mismo Consello referidos a 2008 y 2009 "habrá sorpresas" y adelantó que si el PP accede al gobierno local "nos encontraremos con muchos pufos debajo de la alfombra". Criticó, asimismo, que el préstamo bancario de 4 millones para financiar las inversiones de este año aún se firmó en agosto, "con otro meses de retraso" y recordó que el "concello tiene unas limitadas posibilidades de endeudamiento, ya que sólo puede hacerlo en función de la cantidad que puede amortizar, que es muy baja".