El Concello de Pontevedra dio por finalizadas ayer las colonias de verano en las que participaron un total de 1.240 niños y niñas de la ciudad a lo largo de los meses de julio y agosto. El acto de clausura tuvo lugar en las pistas deportivas de Campolongo y en él estuvieron presentes unos 200 chavales que disfrutaron de los juegos, la comida y la música.

Las actividades comenzaron alrededor de las 12.00 horas con la elaboración de brochetas de frutas y palomitas de maíz de las que todos los asistentes dieron cuenta rápidamente. Los pequeños pudieron divertirse con un circuito de juegos populares justo antes de cerrar la fiesta disfrazándose con trajes medievales elaborados con sus propias manos.

En la fiesta estuvo presente el concelleiro de Educación, Julio Castela, que se mostró satisfecho por el resultado de las actividades puestas en marcha durante el verano. "Os obxectivos das ludotecas cumplíronse. O principal era axudar aos pais a conciliar a vida familiar coa vida laboral e conseguimos tamén que os rapaces puidesen disfrutar do verán cos compañeiros".

El programa de las colonias de verano contó este verano con la inclusión de los servicios de desayuno y comedor escolar, que tuvieron una buena acogida.

Durante los meses de julio y agosto los colegios de Campolongo, Xunqueira II, la ludoteca de inmersión lingüística del colegio de Barcelos y las escuelas de las parroquias de Vilaverde, Cabanas, Santo André de Xeve y Ponte Sampaio ofrecieron a los chavales que se acercaron a sus instalaciones actividades relacionadas con campos tan diversos como la naturaleza, la ciencia, el periodismo, el agua, o los piratas.