La Agencia Española de Protección de Datos será la que decida si la oposición puede tener acceso a todas las nóminas de la plantilla municipal, tal y como acaba de solicitar el PP. En una petición cursada el pasado día 4 y reiterada el día 15 (aunque el PP no llegó a anunciarlo públicamente) el concejal Jacobo Moreira solicitó que "se le expida copia de todas las nóminas que se abonan por el Concello y sus organismos autónomos y entidades empresariales, sociedades, etcétera, correspondientes al mes de enero de 2010, o bien que se le dé acceso directo a la citada documentación". En su petición no aclara las razones por las que solicita estas nóminas.

El alcalde, Miguel Fernández Lores, ha dictado al respecto un decreto por el que acuerdo entregar a la oposición las retribuciones del personal municipal, es decir, la relación de puestos de trabajo y la asignación bruta asignada a cada puesto, una información que se publica cada año en los boletines oficiales. En cambio existen dudas de que sea legal entregar las nóminas personales de cada trabajador, con sus datos y apellidos. Por eso, se ha requerido "la emisión de un informe a la Asesoría Jurídica Municipal relativo al derecho de acceso de los cargos corporativos a los datos contenidos en las nóminas de los trabajadores del Concello". Además, se acuerda "solicitar a la Agencia Española de Protección de Datos el correspondiente informe en relación con el acceso de los concejales al fichero de datos de carácter personal que conforman las nóminas".

El gobierno local considera que las nóminas incluyen datos personales y "determinada información susceptible de afectar al derecho fundamental a la intimidad personal y familiar, al reflejar datos particulares de carácter privado, familiar o tributario".