Es "autoritaria, déspota, no dialogante y despreciativa" lo que la ha enfrentado a gran parte del personal facultativo; pero además es la artífice de que, en general, haya habido "mucha menos actividad asistencial, mucho más desorganizada y con un permanente colapso de camas" y "ha manipulado" los datos de listas de espera ya que si no se entiende "el milagro de la disminución de las listas de espera cuando se ha operado menos". De esta manera resume la Asociación en defensa de los hospitales públicos del norte de Pontevedra (AD-HONP) la gestión de María Codesido al frente del Complejo Hospitalario de Pontevedra (CHOP). Una gestión que consideran "un fracaso" y que les lleva a pedir "el cese inmediato" de toda la cúpula directiva del CHOP.

La Asociación pro hospitales públicos, integrada mayoritariamente por facultativos, rebate los "éxitos" recogidos en el balance oficial del CHOP con "datos obtenidos en la propia administración del Sergas". Según sus informaciones en 2006 se practicaron 785 intervenciones quirúrgicas programadas menos que en el año 2005 y 596 menos totales y además la CMA (Cirugía Mayor Ambulatoria) ha dejado de existir como tal.

A pesar de este descenso en el número de operaciones las listas oficiales recogen que 2006 acabó con 1.415 pacientes en lista quirúrgica del CHOP frente a los 2.412 usuarios del año anterior. Sin embargo para los miembros de AD-HONP estas cifras no se ajustan a la realidad ya que ignoran a los enfermos incluidos en la llamada "cola de programación" (excluidos de la lista al no ser operados en la fecha prevista por causas médicas, aplazamientos personales o rechazo a irse a un centro privado) y no hacen mención a los pacientes derivados a hospitales concertados. Vinculado a este hecho critican que los hospitales Domínguez, de Pontevedra, y Fátima de Vigo sean los únicos privados de Galicia que no hacen público el número de concertaciones.

Pero el gran fracaso para AD-HONP son las listas de consultas externas. El año pasado acabó con 15.466 pacientes esperando, una media de 66 días, por una consulta y con un balance de 10.957 consultas menos realizadas respecto al año anterior.

Además, añaden, no son públicas las listas de espera para pruebas diagnósticas aunque se sabe que superan en muchos casos una demora de doce meses.