La Plataforma de Placeres presentará su propio proyecto de reordenación de la Plaza de la Iglesia, si el Gobierno central no anuncia antes del próximo verano cómo cumplirá la sentencia del Tribunal Supremo, que obliga a suprimir los pasos a nivel del tren del puerto. El fallo judicial, dictado a principios de mes, otorga un plazo de 60 días a Fomento para articular las medidas necesarias para suprimir los pasos a nivel. Así, al ministerio le queda aún algo más de un mes para dar a conocer su proyecto de reordenación de la vía del tren, pero superado el ecuador del plazo legal, los servicios jurídicos de Fomento continúan estudiando la sentencia por lo que el organismo aún no se ha puesto con el nuevo proyecto.

Los afectados de la zona, representados por la plataforma de Placeres, están dispuestos a presentar al tribunal su propio proyecto, si el ministerio no lo hace, una vez concluya el plazo legal que tiene Fomento para hacerlo. Así lo anunció el presidente del colectivo vecinal, Eladio Torres Castro.

Respuestas

Por otra parte, la plataforma ha empezado a recibir respuestas de los partidos políticos a los que ha solicitado un pronunciamiento público respecto a la sentencia que les da la razón.

La agrupación local del PSOE ha convocado a los directivos de la plataforma a una reunión, en la que se expondrá el posicionamiento de este partido.

También el candidato a la Alcaldía por el Partido Popular, Telmo Martín, ha respondido a la carta de la plataforma, mediante una llamada telefónica a su presidente, Eladio Torres.

Telmo Martín

Martín ha afirmado que siempre consideró "nefasto" el trazado del tren por Placeres -según explicó Torres- que, por otra parte, no tiene encaje en su proyecto de "una Pontevedra abierta al mar", por suponer una barrera física ante la costa. El candidato popular también emplazó a los representantes vecinales de Placeres a una reunión, tras las vacaciones de Semana Santa.

Quedan ahora por contestar el BNG, el Gobierno central, a través del subdelegado provincial, y la consellería de Política Territorial. A todos ellos enviaron una carta para recordarles la sentencia judicial y preguntar su decisión al respecto.

Los vecinos propondrán al PSOE que abra una comisión de investigación en el Parlamento de Galicia y en el Congreso de los Diputados sobre la actuación de la consellería de Política Territorial y el Ministerio de Fomento respecto a la obra.

Por otra parte, la plataforma realiza la valoración de los gastos económicos y los daños morales sufridos por los vecinos del barrio afectados por las obras, para reclamar al Estado las correspondientes indemnizaciones.

EU-IU critica el "silencio" de los partidos del gobierno local

Esquerda Unida-Izquierda Unida (EU-IU) recordó ayer a través de un comunicado que fue la única formación política que apoyó las demandas de los vecinos, a quienes felicitó por su éxito judicial.

La formación critica el "silencio sobrecogedor" del gobierno local, así como que ninguno de los partidos políticos con representación en la corporación municipal haya reaccionado ante la sentencia que da la razón a los vecinos, como tampoco la Xunta de Galicia. Tampoco lo hicieron, recuerda, ante el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que, antes que el Supremo, ya había ordenado la supresión de los pasos a nivel en Placeres (febrero de 2004).

Para EU-IU, la decisión judicial supone "el primer asalto de una lucha sostenida en defensa de la dignidad y de un desarrollo económico, social y ecológicamente sostenible", modelo que defiende esta formación política.

Actuaciones

En cuanto a sus actuaciones respecto a la lucha de los vecinos, la agrupación recuerda que sus diputados de IU Marisa Castro, Susana López y Francisco Frutos acudieron a la plaza a conocer el problema, así como la eurodiputada Laura González, quienes contribuyeron a llevar las demandas de los vecinos al Congreso de los Diputados y al Parlamento Europeo.

Además, tras la visita a Bruselas de un grupo de representantes de este colectivo, el Nobel portugués José Saramago acudió personalmente a la plaza de Placeres y mostró su solidaridad con los afectados, tras una gestión de los responsables de EU-IU.