El cierre de la Vía do Salnés generó desde un primer momento una tensa batalla política entre el PP, que gobernaba en la Xunta cuando se construyó esta carretera, y el PSOE, que es quien la ha cerrado para sustituir los tubos metálicos. Y esa contienda vivirá entre hoy y mañana un nuevo capítulo en el Parlamento de Galicia.

Hoy comenzará el pleno en el que está previsto que comparezca la conselleira, María José Caride, para responder a las preguntas del PP. Los conservadores ya habían presentado su interpelación hace quince días, pero entonces Caride aplazó sus explicaciones por problemas de agenda.

A este respecto, la conselleira indicó ayer en Meis que el corte de la vía "no fue una decisión sencilla, pero sí responsable. No me arrepiento de haberla tomado".

Insiste en que la culpa de esta situación ha sido de los anteriores gobiernos del PP, por haber utilizado los tubos de chapa en todos los drenajes y por no haber tomado medidas correctoras que minimizasen su corrosión.

"Esta vía se caía a pedazos", manifestó ayer. También apeló a la comisión de investigación. "Entiendo que el PP esté preocupado porque lo que para ellos era la joya de la corona, en trece años se cayó y ahora tenemos que gastar el dinero que ellos ahorraron". "Esta carretera era como un queso gruyérè", concluyó.

En cuanto a la denuncia del PP, de que la Xunta está instalando estos mismos tubos metálicos en una carretera local de Negreira, María José Caride admitió que sí se está haciendo, pero que en ese caso sólo se ponen esas canalizaciones en algunos puntos -no en todos, como ocurría en la Vía do Salnés- y que además se están tomando las medidas correctoras necesarias para su correcto mantenimiento.

En cuanto al Partido Popular, el secretario provincial de Organización, José Juan Durán, insistió en que no era necesario cortar al tráfico la vía rápida de O Salnés, y aseguró que "hay informes muy claros de técnicos de la consellería que planteaban otras alternativas al cierre".

Durán opina que el corte de la vía rápida fue una demostración de "prepotencia" por parte de la Xunta, y se pregunta si Caride habría tomado la misma medida en una vía rápida situada en una comarca gobernada mayoritariamente por el PSOE.

Y es que para el secretario de Organización del PP, este corte ha causado pérdidas económicas elevadísimas a la comarca de O Salnés. Manifestó su esperanza de que el PSOE "no impida" el funcionamiento de la comisión de investigación, y acusó a Caride de "faltarle al respeto institucional" a los alcaldes, y de hacerlo en connivencia con el presidente de la Xunta "porque la conselleira no da un paso sin tener la autorización de Touriño".