La obesidad y el sobrepeso se han convertido en "uno de los principales problemas de salud pública de nuestro país" y afectan ya el 60 por ciento de la población de Galicia mayor de 18 años. La cifra, que resulta alarmante para los expertos en salud y nutrición, resulta aún más preocupante si se tiene en cuenta que aumenta a razón del tres por ciento cada año y que los últimos datos que maneja la Consellería de Sanidade indican que el 10,22 por ciento de los escolares de seis años y el 18,42 por ciento de doce años cumplen todos los requisitos para ser considerados niños obesos. En el caso de los adultos, del total de la población que se encuentra por encima de los valores de "normopeso", el 22,9 por ciento tienen obesidad.

Para analizar las causas y consecuencias que esta "problemática" puede tener para la población, el Pazo da Cultura de Pontevedra acogió ayer la jornada de puertas abiertas "Obesidade e problemas derivados", organizada por el ayuntamiento y que contó con la participación de especialistas como el director de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, (AESA), Juan Manuel Ballesteros, o el responsable de relaciones institucionales de la empresa Pfizer, Javier Martí. Este último asegura que la obesidad es "la pandemia de la sociedad del siglo XXI" y deriva en "nefastos problemas de salud" como la diabetes y o las enfermedades cardiovasculares.

El delegado provincial de la Consellería de Sanidade, Juan Antonio Martín Tejedor, dio cuenta de un informe elaborado por este departamento en el que se recoge que entre la población adulta, la prevalencia de la obesidad es del 21,8 por ciento en las mujeres y el 23,9 por ciento en los hombres. En el caso de las mujeres los datos se encuentran prácticamente estancados, ya que en el año 1998 la población femenina obesa era el 21,78 por ciento, mientras en los hombres se está produciendo un crecimiento a un ritmo vertiginoso, ya que en seis años pasó del 19,07 por ciento de los mayores de 18 años al 23,9.

Entre las causas de esta obesidad, los expertos sitúan una mala alimentación y hábitos de vida sedentarios, si bien aseguran que no se puede generalizar y las situaciones individuales pueden ser de lo más variopinto. El director de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria explicó que España presenta actualmente uno de los índices de obesidad más altos de Europa y este liderazgo se debe, entre otros factores, a que los españoles consumen, de media, un 19 por ciento más de calorías de las recomendadas y es el segundo país que menos ejercicio físico realiza de toda Europa, superado sólo por Portugal.

Ballesteros alertó de que esta situación es "especialmente alarmante" entre la población infantil y juvenil, ya que la media española revela que existe entre los chicos un 13 por ciento de obesidad y un 30 por ciento de sobrepeso. Al respecto, y comparando con los datos gallegos, Martín Tejedor explicó que Galicia es ya una de las comunidades con más afectados y supera la media española.

Por su parte, la concejala de Salud Pública y Consumo del Concello de Pontevedra, Nieves Cuéllar, explicó que la organización de este congreso se realizó en respuesta a los "datos alarmantes" que destacan los expertos, según los cuales actualmente en el mundo mas de mil millones de personas tienen sobrepeso, y cerca de 300 millones padecen obesidad.

El alcalde pontevedrés, Miguel Anxo Fernández Lores, inauguró la jornada, en la que más de trescientas personas llenaron durante todo el día el auditorio del Pazo da Cultura, e incidió en que la problemática de la obesidad y el sobrepeso está asociado a un "trastorno alimentario da sociedade da sobreabundancia e a banalización dos hábitos alimentarios".

Además, recalcó la importancia de una buena alimentación y hábitos de vida más activos para prevenir que los índices de afectados aumenten.

Uno de los objetivos del Plan de Saúde 2006-2010

Martín Tejedor llamó la atención sobre la importancia de la prevención de la obesidad como factor de riesgo de aparición de la diabetes y algunas enfermedades cardiovasculares y adelantó que las patologías relacionadas con la obesidad y el sobrepeso están entre los objetivos principales del Plan de Saúde de Galicia 2006-2010.

Este plan pretende disminuir la incidencia de patologías como la obesidad mórbida o la mortalidad prematura debida a la diabetes y tiene entre sus objetivos evitar la progresión del exceso de peso y de la obesidad al terminar su período de vigencia, gracias a la actuación sobre los factores que favorecen su aparición, como el sedentarismo y las dietas inadecuadas.

Asimismo, incidirá en la prevención y promoción de estilos de vida saludables, con la mejora de los hábitos alimentarios y aumentando el ejercicio físico.

"A sensibilización, a información e a educación da poboación xeral, e de determinados sectores ou axentes específicos, respecto da relación entre alimentación, estilos de vida e diabete, entre outros, resultará decisiva" matizó Tejedor.

El delegado de Sanidade anunció que se realizarán anualmente campañas de información dirigidas específicamente a jóvenes sobre la conveniencia de realizar ejercicio físico y mejorar los hábitos alimentarios, como actividad saludable y preventiva frente a las enfermedades. Asimismo, la Consellería de Sanidade impulsará decididamente el programa PASEA de actividades saludables, ejercicio físico y alimentación.