Las avenidas de Buenos Aires y de Compostela son las dos calles de la ciudad con mayor índice de siniestralidad de tráfico. Ambos viales sumaron el pasado año un total de 131 accidentes de circulación, lo que supone el 15% de los 915 registrados en todo el casco urbano, según el balance realizado por la Policía Local.

En el caso de la avenida de Compostela, el informe establece una intensidad media de 8.700 vehículos al día por sus cuatro carriles, y el pasado año se produjeron 66 siniestros, especialmente en alguna de sus tres rotondas.

Sin embargo, la calle más conflictiva es la de Buenos Aires, ya que es donde se producen los accidentes más violentos y con mayor número de víctimas.

De hecho, la Policía Local ha realizado un capítulo específico para este vial, por el que se realizaron el pasado año, a lo largo de los doce meses, más de ocho millones de desplazamientos, según constata la Central de Tráfico municipal.

El documento señala que en toda la avenida (que discurre desde la rotonda del puente de O Burgo, hasta la entrada al barrio de Monte Porreiro), se produjeron en 2006 un total de 65 accidentes, con un balance de un fallecido y diez heridos. En total, aparecieron implicados 116 vehículos, y 121 personas.

Causas variadas

Las causas de los siniestros son variadas: las maniobras antirreglamentarias en rotondas causaron 32 accidentes, mientras que el exceso de velocidad fue la principal razón de otros once casos. Despistes (9), no respetar la distancia (3), la influencia del alcohol (3), adelantamientos indebidos (2), invasión del carril contrario (2) y "otras" (3), son el resto de causas.

Este vial, por el que pasan a diario 23.700 coches, es uno de los más complejos de toda la ciudad, por la sucesión de rotondas -donde se produce uno de cada cuatro accidentes de todo el casco urbano- y por la tendencia a la velocidad excesiva que se produce en el tramo de acceso a Monte Porreiro.

Rotonda de O Burgo

Por ello, el estudio de la Policía Local divide la calle en varios tramos. Los menos conflictivos son la rotonda del puente de O Burgo, donde hubo dos siniestros el pasado año, el tramo frente al Mercado de Abastos, con tres casos, y en la fachada de la antigua sede de Magisterio, con seis accidentes más.

Mayor siniestralidad se produce en la glorieta del puente de Santiago, con 13 incidentes y, sobre todo, en los dos tramos restantes: la amplia rotonda del puente de los tirantes, con 22 accidentes, y desde este punto hasta el barrio de Monte Porreiro, con 19 siniestros más.

"Punto negro"

El tramo más peligroso es, en todo caso, el que conduce a Monte Porreiro. En este punto se registraron el pasado año 19 accidentes, con un fallecido y siete heridos. Siete fueron colisiones y otras ocho, salidas de vía, todas ellas por exceso de velocidad. De hecho, ésta fue la principal causa de todos los siniestros en este tramo concreto, uno de los "puntos negros" de la siniestralidad urbana.

De los 19 accidentes registrados el pasado año, dos fueron por despiste, dos por adelantamientos indebidos, dos por la influencia del alcohol y ocho por pisar el acelerador. Otras razones explican los cinco casos restantes.

Por días y horas

Los fines de semana son los días más peligrosos, ya que 11 de los 19 accidentes se produjeron los sábados y domingos. Otros cuatro coincidieron en jueves.

En cuando a las horas, de 20,00 a 24,00 horas fue el periodo con mayor concentración de accidentes (5), seguido de la franja entre las 6,00 y las 10,00 de la mañana, con cuatro.

Esta misma tendencia se observa en los siniestros por exceso de velocidad, causa de muchos accidentes pero, sobre todo, de los más graves, ya que en ellos se concentra la mayor parte de las víctimas, sobre todo por salir de de la vía.

Al respecto, la Policía Local señala que "en dos accidentes, aparte de una velocidad inadecuada a la vía, dos conductores dieron positivo en la prueba de alcoholemia".

Como dato curioso, destacar que en este tramo se produjo únicamente un atropello, pero fueron alcanzados tres peatones a la vez, que resultaron heridos leves.

As Corbaceiras

Otro punto de la ciudad que aún mantiene significativas cifras de siniestralidad es As Corbaceiras, con 16 accidentes en 2006, muchos de ellos en la curva situada junto a la sede del Gremio de Mareantes.

Siniestralidad en la glorieta frente al puente de los tirantes

El balance de accidentes realizado por la Policía Local pone de manifiesto una proliferación de siniestros en las rotondas, debido al aumento del número de de este tipo de glorietas en los últimos años en el centro urbano y al "desconocimiento" de los conductores a la hora de circular por ellas, hasta el punto de que uno de cada cuatro de todos los siniestros circulatorios se produjo en las rotondas.

De los 915 siniestros, 221 fueron en glorietas, un número que el concejal de Seguridad Ciudadana, Guillerme Vázquez, calificó de "preocupante", por lo que anunció la próxima puesta en marcha de una "campaña específica al respecto".

En este capítulo concreto llama la atención especialmente el número de casos de la gran rotonda frente a Tafisa que da acceso al puente de los tirantes.

22 accidentes

En este punto se registraron el pasado año 22 accidentes, el 34% de todos los ocurridos en toda la avenida de Buenos Aires, por encima de la media de todo el casco urbano.

Se trata de una glorieta de grandes dimensiones, con varios carriles y que el concello califica de "compleja" y de difícil señalización.

De hecho, los cambios de carril y las dificultades de determinar la preferencia son la principal causa de siniestros.