La inmensa mayoría de la población de Pontevedra, que no acudió a la manifestación, asume que la Xunta está trabajando con seriedad en el proyecto de Hospital Único. Es la tesis que mantiene, tras recalcar su "absoluto respeto a los convocantes y participantes en la movilización", el secretario xeral do Sergas, Cayetano Rodríguez.

El máximo responsable del Sergas comparte con los manifestantes (apenas 3.000) que salieron a la calle en Pontevedra el pasado jueves que existe "un antes y un después" en la atención a las demandas sanitarias de los pontevedreses, pero si aquellos situaron el rubicón en la jornada reivindicativa del 15 de marzo, Cayetano Rodríguez lo traslada al momento en el que se produjo el cambio de gobierno en la Xunta.

"En los años 1994-95, cuando la anterior Xunta planteaba un proyecto de ampliación de Montecelo, los ciudadanos lo consideraron insuficiente y salieron masivamente a la calle en demanda de un Hospital Único y nosotros hemos retomado esta demanda y estamos gestionando su proyecto" señala Rodríguez Escudero, que recuerda que "las líneas estratégicas ya están expuestas y consensuadas con grupos técnicos y se han informado a los profesionales y a los ciudadanos y seguimos trabajando". Es un proyecto, asegura, pensado para atender las necesidades asistenciales actuales y para la próxima década.

Nuevo hospital

Por otra parte el secretario xeral do Sergas se muestra sorprendido de ciertas voces que apuestan ahora por la construcción de un nuevo hospital, alegando la complejidad de un proyecto que debe completar la infraestructura de Montecelo y compaginar la obra con la actividad hospitalaria y la enorme desembolso (122 millones de euros) que supondrá.

"Cuando se constituyó la nueva Xunta se valoró si era mejor trasformar la proyectada tercera fase de Montecelo en un verdadero Hospital Único de agudos o construir uno nuevo y optamos, dado el dinero invertido en este centro en los últimos diez años, redimensionarlo" explica Cayetano Rodríguez, que añade que "además nadie nos ha ofrecido terrenos, como sí ocurrió en 2001 y fue rechazado por otros".

"Se está planificando el destino del Provincial, que será sanitario"

Mantener el uso sanitario del Hospital Provincial fue una de las reivindicaciones que se oyeron el pasado jueves en Pontevedra, ligado a la demanda fundamental de un Hospital Único. Una demanda que extraña a Cayetano Rodríguez, en tanto en cuanto "nunca nadie ha descartado que vaya a tener usos sanitarios".

Es más, añade el secretario xeral do Sergas, "se está planificando su futuro y en su momento se anunciará". Será un futuro, explica este responsable autonómico, ligado a la necesidad de que Pontevedra y su área de influencia cuente con camas de hospitalización de media y larga estancia, ya que por un lado habrá que descongestionar el hospital de agudos (Montecelo, que es el que ahora se está diseñando) y por otro se deberá dar respuesta asistencial adecuada a una población cada vez más envejecida".

Casal: "Por lo que se pedía, la protesta no era necesaria"

La portavoz municipal del PSdeG-PSOE, Teresa Casal, considera que la manifestación no era en realidad necesaria, ya que las cosas que se demandaban en ella ya están en marcha. Un Hospital Único, el plan sectorial de incidencia supramunicipal, los viales, el aparcamiento... "en todas esas cuestiones se está trabajando y hay un anteproyecto", explicó Casal, lo que a su juicio hacía innecesaria la movilización.

La portavoz socialista matizó que "respeta" a los ciudadanos que asistieron a la marcha, en un gran número trabajadores de la sanidad, si bien criticó el "cinismo y la demagogia" de los políticos que asistieron y repartió reproches tanto a PP como a BNG. Telmo Martín estaba allí "porque se apunta a un bombardeo y porque es un señor liberado que no tiene que trabajar para vivir", pero "me gustaría ver en esa manifestación a Romay Beccaría, a Cochón, a José Manuel González o a Ana Pastor, que tuvieron 16 años para hacer algo y no lo hicieron".

En cuanto al alcalde Lores y los concejales del BNG que asistieron a la marcha, Casal reprochó que "admiten que es imposible acelerar los plazos pero van a una protesta en la que se exige el hospital en el 2010, sólo por las ganas de estar siempre en la foto".

Lores reiteró ayer que acudió porque la sanidad pública necesita ser mejorada.