Por su contribución a la difusión de la Ruta Jacobea, por la que peregrinó en 2004 acompañada de la Guardia Real, Doña Sofía recibió ayer la Medalla de Oro de los Amigos do Camiño Portugués a Santiago, un reconocimiento que también correspondió en su día al Príncipe Don Felipe.

La monarca llegó a media tarde al Parador de Pontevedra, en donde tuvo lugar el acto de imposición, y tras la lectura del acta de concesión recibió la insignia de manos del presidente de los Amigos do Camiño, Celestino Lores Rosal.

El acto se prolongó apenas 15 minutos y durante el mismo Doña Sofía también recogió de manos del tesorero de los Amigos, Félix Torres, el diploma acreditativo de la insignia.

Celestino Lores indicó que "Doña Sofía aseguró modestamente que ha hecho poco Camino para tanto honor, expresó su interés por la Ruta Jacobea y quedó comprometida a seguir realizando más tramos en 2010".