La Policía Local recibió durante la semana de la Peregrina 1.600 llamadas, de las que aproximadamente un 30% tuvieron como objetivo obtener información sobre el desarrollo de las fiestas. El volumen mayor de llamadas se produjo el martes y miércoles y eran de ciudadanos que querían saber si se mantenían o suspendían determinadas citas por la muerte accidental de doce militares de la Brilat en Afganistán.

Por otra parte, durante las fiestas la Policía Local tramitó 11 denuncias contra bares por ruidos, de las que en dos casos se derivaron el precinto de sus equipos de música.

Además los agentes locales intervinieron en 17 servicios humanitarios (pérdida de niños, intoxicaciones etílicas...), acudieron a 12 accidentes, inmovilizaron 17 vehículos por carecer su propietario de permiso de conducir o de seguro y acudieron a 11 incendios.

Por último colaboraron con la Policía Nacional en tareas de vigilancia y control de la seguridad ciudadana, especialmente por las noches.