Las prometedoras cifras que apuntaban en los últimos años los profesionales y técnicos del sector turístico se vieron refrendadas ayer con el balance quinquenal que hizo público la Delegación Provincial de Turismo coincidiendo con la despedida de su titular, Rosanna López Salgueiro. Ésta presentó los datos contabilizados por la administración autonómica y que confirman que la práctica totalidad de las áreas de ese sector (hoteles, restaurantes, casas de turismo rural, etcétera) ha experimentado un fuerte crecimiento y beneficios desde enero de 2002.

En conjunto, los establecimientos hoteleros de diferentes categorías han crecido un 24,8% en los últimos años a fin de atender la demanda de alojamiento.

Así, el parque de hoteles de la provincia incluye hoy 326 establecimientos, a los que se suman 132 hostales, 89 pensiones, 25 pisos de apartamentos de alquiler para turistas.y 44 camping.

En total, la provincia de Pontevedra oferta más de 770 espacios de alojamiento, desde la acampada a los hoteles de cinco estrellas.

Los balnearios son otra de las ofertas cada vez más consolidadas y crecieron un 10 por ciento desde 2002, pero si un área se ha visto reforzada este quinquenio ha sido la del turismo rural.

Así, desde 2002 las casas de turismo rural aumentaron un 48,07%, cifra que da idea de la fuerte demanda que este tipo de turismo ha experimentado en Pontevedra.

En la actualidad, Turgalicia contabiliza 154 casas de turismo rural en la provincia, que ofertan un amplio abanico de opciones, desde perderse en una aldea recuperada a establecimientos marineros a pie de playa o pazos con encanto.

También más restaurantes

La oferta de restauración es todavía más amplia. Durante la jornada de hoy más de 1.100 restaurantes, asadores y taperías abrirán sus puertas en la provincia. Según el balance de la delegada de Turismo saliente "supone un 5,2% más de establecimientos que los registrados en enero de 2002".

En el encuentro informal de despedida que mantuvo con los periodistas, Rosanna López Salgueiro expresó también su satisfacción por otros resultados asociados al turismo, como las 10.000 visitas que recibió el pasado año el Museo Massó, gestionado por la Delegación de Turismo.

Rosanna López estuvo acompañada por Belén Queizán, jefa del servicio de Patrimonio, Juan Piñeiro, responsable de Cultura, José Fariña, de Habilitación, y José Luis Nieto, secretario provincial.

A todos ellos expresó su agradecimiento "por haberme facilitado tanto el trabajo, haberme dejado aprender de ellos laboral y, sobre todo, personalmente. Los que me sustituyan se encontrarán con un grupo de personas fantásticas que sin duda les facilitará mucho la labor".