El alcalde de Lalín, Xosé Crespo, será el encargado de hacer la ofrenda institucional a la patrona de la provincia, el próximo 14 de agosto, festividad de la Virgen Peregrina.

Crespo se dirigirá a la Divina Peregrina en nombre de las gentes del partido judicial del que su concello es cabecera para solicitar su amparo y protección con el objetivo de encontrar soluciones a los distintos problemas de la comarca. La comarca que representa el alcalde lalinense está integrado por los municipios de Lalín, Dozón, Vila de Cruces, Rodeiro, Agolada y Silleda.

La tradición marca la rotación entre los distintos partidos judiciales de la provincia a la hora de hacer la ofrenda institucional a la patrona de Pontevedra en torno a la cual se celebran las fiestas de verano de la capital del Lérez.

El protagonismo institucional de la festividad de la Peregrina lo acapara la Diputación de Pontevedra que actúa de anfitriona en la ofrenda y ocupa un lugar de honor en la procesión vespertina.

La ofrenda a la Virgen se hará en el transcurso de una misa solemne en el santuario de A Peregrina, que irá precedida de un desfile de autoridades desde el Pazo Provincial, que hará una parada ante el concello para recoger a los ediles que quieran sumarse al acto religioso. Esta comitiva va escoltada por una guardia de honor de maceros vestidos de gala, a la que se suma en el concello una guardia de policías locales también con uniformes de gala.

Por otra parte, el Pazo Provincial acogerá el próximo 11 de agosto un acto protocolario en el que se entregará la medalla de oro de la provincia a Caixanova por su aportación social y cultural. En este mismo acto se entregarán cinco distinciones de honor de carácter especial a: Alvaro Pino, Duos Pontes, Bodegas Martín Codax, Florentino y Proyecto Hombre-Galicia.