De los problemas de fincas a una presunta agresión con un sacho: dos vecinos a juicio

“Le eché mano al sacho porque su idea era rematarme”, afirma el perjudicado, que también está acusado de golpear al otro hombre

Los dos vecinos acusados, durante el juicio, ayer.   | // FDV

Los dos vecinos acusados, durante el juicio, ayer. | // FDV

J. F.

Un incidente violento entre dos vecinos, de 80 y 77 años, sentó a ambos ayer en el banquillo, en un juicio penal por unos hechos del 24 de marzo de 2023 en Ourense. Según ve probado la Fiscalía, el varón de más edad agredió presuntamente a su vecino en la frente con un sacho, mientras que este último, que tuvo que recibir puntos, habría golpeado al octogenario en el costado. El ministerio público solicita 2 años de prisión más 3 años de alejamiento, así como 900 euros de multa y 6 meses de alejamiento, respectivamente para cada acusado, además de una petición de 1.900 y 200 euros de indemnización.

El presunto agresor del sacho solo admite un forcejeo tras haber reprochado a su vecino que depositara restos de podas junto a su finca. Tras afearle ese hecho, “me empezó a llamar de todo, yo le dije que no se acercara pero él lo hizo, me dio una bofetada, me mandó una patada a los testículos y forcejeamos con el sacho unos diez minutos, yo tenía miedo de que me lo quitara”. Según su versión, el otro hombre también le dio golpes en el costado.

En cambio, su vecino lo acusa de salir a gritos de la finca para recriminarle y de atacarlo con el apero. “Lo levantó y me dio con la parte metálica en la cabeza. Yo eché la mano al sacho porque, si no, me daría más. Su intención era rematarme”. Este acusado alega que él no llegó a golpear a su vecino. El supuesto atacante del sacho regresó a su finca tras los hechos y siguió trabajando la tierra hasta que apareció la policía. Según los agentes, dijo que se había defendido. Se encontraba “muy tranquilo”. La fiscal considera que el golpe del sacho “no fue casual ni un forcejeo”. No aprecia legítima defensa de ninguno.