Consenso entre concellos y partidos para desbloquear el transporte metropolitano

El servicio, una demanda histórica, facilitaría la movilidad de la mitad de población de la provincia, entre la ciudad y su área | El pliego del nuevo contrato de la capital prevé la extensión de líneas

Alcaldes del área de Ourense, reunidos con el presidente provincial y el delegado de la Xunta. |   // I. OSORIO

Alcaldes del área de Ourense, reunidos con el presidente provincial y el delegado de la Xunta. | // I. OSORIO

Javier Fraiz

Javier Fraiz

Durante décadas, las distintas corporaciones municipales de la ciudad de Ourense y de los ayuntamientos del área metropolitana no han conseguido dar respuesta a la demanda de implantar un servicio de transporte metropolitano que mejore la movilidad entre los concellos periurbanos y la capital, una comarca en la que reside casi la mitad de la población de la provincia de Ourense. El PSdeG propuso la creación de una comisión político-técnica para poder desbloquear este asunto y todos los grupos mostraron su apoyo en el pleno de la administración provincial. Este miércoles, en la reunión constitutiva de dicho órgano, los distintos partidos y responsables de los concellos expresaron su voluntad unánime de materializar el servicio de transporte colectivo en la comarca. Los municipios representados son Amoeiro, Barbadás, Cenlle, Coles, Ourense, Paderne, Pereiro de Aguiar, A Peroxa, Punxín, San Cibrao das Viñas, Taboadela, Toén y Vilamarín.

En la era de Luis Menor como presidente de la Diputación, el consenso entre partidos es posible. El líder de los populares, que gobierna en minoría la administración supramunicipal, consiguió el apoyo de los socialistas –mediante abstención– para sacar adelante sus primeros presupuestos de la administración provincial –96 millones–, tras haber consensuado la extensión de fondos de cooperación a todos los concellos de la provincia, mediante criterios objetivos y con independencia del signo político. El pasado abril, la Diputación dio luz verde a una modificación de más de 36 millones. De nuevo, el PSdeG se abstuvo para posibilitar la movilización de estos fondos del ahorro de la institución.

En el desbloqueo del transporte metropolitano, una demanda histórica, el consenso es aún mayor y une a todos los grupos de la corporación provincial (PP, PSdeG, BNG y DO). “Hay una voluntad clarísima de trabajar juntos y un compromiso de todos”, subraya el presidente provincial, Luis Menor.

“Más pronto que tarde”

El además alcalde de Pereiro de Aguiar, uno de los municipios implicados, destaca la “trascendencia” social y económica de una medida que, “en un radio de diez o quince kilómetros, satisfaría a casi la mitad de los vecinos de la provincia, a unas 150.000 personas”, valora.

“Habiendo voluntad de concellos, Xunta y Diputación, los problemas técnicos que pueda haber los vamos a solucionar y el transporte metropolitano será una realidad más pronto que tarde”, subraya Álvaro Vila, regidor de Taboadela y portavoz del PSdeG en la corporación provincial. Los socialistas recuerdan que la iniciativa de crear áreas metropolitanas para el transporte en el entorno de las ciudades gallegas surgió ya en los noventa, pero mientras que en A Coruña, Santiago de Compostela, Ferrol, Vigo y Lugo se ha ido materializando el servicio, “Ourense quedó relegada, con el agravio comparativo que este hecho supone”, advierte el PSdeG.

El portavoz del BNG en la Diputación, Xosé Manuel Puga, garantiza la “total colaboración” de su formación. La implantación del servicio redundaría en el “interés de la ciudadanía”, según valora este diputado. Además, Puga recuerda que el transporte colectivo genera un impacto positivo a nivel medioambiental y también desde el punto de vista económico. Tras el paso inicial y el compromiso compartido, imprescindibles, ahora llega el turno de los detalles.

En la primera reunión, a la que asistieron alcaldes, técnicos así como el delegado territorial de la Xunta, Manuel Pardo, los asistentes acordaron que los concellos dispondrán hasta el 1 de septiembre, como fecha límite, para poder presentar sus propuestas sobre las necesidades de extensión de líneas o de creación de nuevas rutas.

En el caso del ayuntamiento de la capital, gobernado en minoría por Democracia Ourensana –el alcalde, Gonzalo Jácome, no asistió a la reunión, sino que la representación corrió a cargo del edil y diputado Rafael Martínez Cachafeiro–, el transporte urbano es uno de los servicios que se encuentra en precario, con la concesión caducada y pendiente de una nueva contratación. El pliego del expediente en trámite contempla la extensión de líneas fuera del municipio de la capital, un paso imprescindible para hacer viable la implantación del transporte en el área metropolitana. Según indicó Menor, el nuevo pliego está en intervención, en el trámite de fiscalización.

En la sesión de este miércoles también se aludió a que será necesario analizar en profundidad la repercusión económica de la implantación de este nuevo servicio. Los impulsores del transporte metropolitano aluden, además, a la posibilidad de comunicar las líneas del nuevo servicio con la alta velocidad ferroviaria, el gran motor de la movilidad en la provincia de Ourense, que es el eje gallego del tren rápido.

Suscríbete para seguir leyendo