Al colegio en verano, pero sin estudiar

Amencer recibe una media de 375 menores cada semana en su programa de mañanas lúdicas | El servicio se adapta a los horarios laborales, con atención temprana y comedor

Participantes en las actividades de las Mañás de Amencer, en el colegio Salesiano.

Participantes en las actividades de las Mañás de Amencer, en el colegio Salesiano. / Iñaki Osorio

Festival de fin de curso, boletín de notas y la mochila olvidada en un rincón de la casa. Es la estampa con la que arranca el verano en la mayoría de los hogares con niños, aunque no siempre es posible desactivar el despertador. Porque acaba el año académico pero no el laboral, y las familias se ven obligadas a recurrir a los programas de conciliación.

Centros educativos, concellos y entidades ofrecen alternativas de atención y actividades para los menores durante el período estival. Es el caso de la Asociación Xuvenil Amencer que, además del consolidado Campamento Urbano que se celebra en agosto con carácter gratuito, lleva 19 años organizando las Mañás de Verán, un proyecto educativo de tiempo libre “que no es un ‘aparca niños’, sino una alternativa para que los chavales crezcan en todas las dimensiones, socializando con amigos de su edad”, señala Xulio Iglesias, director de la entidad.

Un grupo de menores juega en el patio del colegio Salesiano, este miércoles.

Un grupo de menores juega en el patio del colegio Salesiano, este miércoles. / Iñaki Osorio

De hecho, con la idea de facilitar la conciliación, las Mañás de Verán arrancan el día después del fin de curso. Esta edición, que comenzó el 24 de junio ha recibido ya a 590 inscritos, con una media de participación semanal de 375 menores. Desde Amencer recuerdan que la inscripción todavía es posible hasta el final de programa, la penúltima semana de este mes.

Conscientes de las dificultades para adaptar la vida laboral y familiar, y atendiendo las sugerencias que aportan las familias, el programa ha ido adaptando horarios y servicios, incorporando la atención a madrugadores, a las 7.45 horas, y el comedor con cocina propia, hasta las 15.15 horas. “Es un servicio importante que nosotros damos haya muchos o pocos niños porque hay familias que lo necesitan por sus horarios laborales”, detalla Xulio.

De 9.00 a 14.00 horas se desarrollan los juegos, libres y organizados, con atención de monitores. Las más esperadas, como no, los días de piscina y yincana de agua.

Los campamentos de la Xunta ofertan 1.110 plazas en Ourense

También son muy demandados los campamentos que organiza la Xunta a través de su campaña ‘O teu mellor verán’, que oferta un total de 1.110 plazas para niños y adolescentes de 9 a 17 años en los diferentes programas que se desarrollan en la provincia.

Así lo explicó la directora general de Xuventude, Lara Meneses, en una visita este miércoles al albergue Equal, en Coles, que acoge un campamento de hípica y teatro.

“Contamos con una programación de calidad y diversa que es ya un referente en todo el Estado e incluye propuestas que van desde la expresión corporal o las artes escénicas hasta actividades deportivas”, señaló Meneses.

Suscríbete para seguir leyendo