Los embalses inician los meses de verano en máximos históricos, al 82% de su capacidad

As Portas, Cenza y Prada son las presas ourensanas con mayores reservas hídricas

Los caudales de los ríos también se encuentran en valores elevados para esta época del año, con un 43,6% por encima del promedio

El embalse de Velle, a las puertas de la ciudad de As Burgas.

El embalse de Velle, a las puertas de la ciudad de As Burgas. / ALAN PÉREZ

La provincia arranca el verano con las reservas hídricas en máximos históricos. Dos años después de la sequía que provocó restricciones de agua en numerosos concellos, este 2024 la lluvia ha sido generosa con los ourensanos. Los embalses se encuentran al 82% de su capacidad, según los registros de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil. Este volumen supone un 10% más que la cantidad de agua almacenada hace un año, y un 7% más que el promedio histórico para esta época del año.

La presa de As Portas, en Vilariño de Conso, es la más grande de toda la provincia y es actualmente la que presenta mayores reservas, con el 93% de su capacidad máxima, casi un 20% más que su media histórica. Le sigue Cenza, también en Vilariño, con el 92% de agua almacenada. Prada, en el municipio de A Veiga, es el tercer pantano con más volumen almacenado, con un 89%. San Pedro, Chandrexa, Santa Eulalia y Castrelo son los siguientes con más agua embalsada, en todos los casos, por encima del 80%. El de Velle, a las puertas de la ciudad, se encuentra al 74,7%.

La diferencia respecto a la sequía del año 2022 es evidente. En junio de ese año, las reservas hídricas registradas en la provincia eran casi la mitad de las actuales. La escasez de precipitaciones durante ese verano provocó que las presas llegasen a encontrarse en las primeras semanas de septiembre por debajo del 30% de su capacidad máxima, como en el caso de As Portas. Frente a esas cifras, estos días el embalse con menor volumen de agua almacenada es el de Pías, situado en el municipio de Viana do Bolo, que se encuentra al 40% de su capacidad. Junto con los de Edrada, Albarellos y Salas son los cuatro pantanos ourensanos con menor porcentaje de reservas hídricas.

Los ríos

Las abundantes precipitaciones no solo se traducen en embalses llenos, sino también en caudales elevados. Según el registro de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, los ríos de la provincia registran un 43,6% más de agua que su promedio histórico. Cabe destacar que el año pasado el caudal era todavía mayor, con un 118% por encima de la media.

Estos días, el volumen llegó a ser más del doble del habitual en ciertos casos, como el Avia a su paso por el núcleo de Ribadavia y a su paso por Leiro. Por el contrario, el río Caldo en Bubaces (en el concello de Lobios) y el río Limia en Xinzo presentan un caudal menor, o muy similar, al promedio histórico registrado.

Por su parte, ríos como el Arnoia a su paso por Allariz, el Miño a su paso por la ciudad o el Arenteiro en Carballiño se encuentran dentro de los valores “normales” para esta época del año. El Sil, en su recorrido por la localidad de O Barco, registra valores “bajos” respecto a los habituales.

El mes de abril fue hasta ahora el más seco

En el presente año hidrológico, iniciado el pasado 1 de octubre, la precipitación acumulada media ha sido de 1.522 litros por metro cuadrado (a día 16 de junio). Este volumen supone un 43% más de la media histórica de los últimos cuarenta años. En base al promedio, en lo que va de año hidrológico solo el mes de abril se puede considerar como seco, según la baremación fijada por la Confederación Hidrográfica Miño-Sil. En junio de 2023, la precipitación acumulada era menor a la actual en un 13%. El presente año hidrológico, de hecho, va camino de convertirse en uno de los más húmedos de los últimos 40 años, sino el que más.

La previsión

Tras varias semanas marcadas por la inestabilidad, con lluvias intermitentes y temperaturas por debajo de la media para esta época, la previsión de MeteoGalicia señala la llegada de un anticiclón a la provincia durante los próximos días. Desde el inicio oficial del verano, el pasado jueves, no se han registrado precipitaciones en el territorio ourensano. En esa misma línea, tampoco se esperan lluvias en los próximos días en la provincia, y las temperaturas superarán los 30 grados en la ciudad y en localidades como O Barco de Valdeorras, Arnoia o Leiro.

Suscríbete para seguir leyendo