Volver a divertirse sin la presencia de un móvil

El CDR O Viso celebró un encuentro familiar en Lodoselo y propuso a los participantes guardar su teléfono

Padres e hijos disfrutaron de una jornada de ocio.   | // FDV

Padres e hijos disfrutaron de una jornada de ocio. | // FDV

A.F.

Desde el Centro de Desenvolvemento Rural O Viso aprovechan cada ocasión para animar a las familias a “repensarnos el uso que hacemos del móvil y la repercusión en los niños”, y esta vez en su encuentro de familias en Lodoselo convencieron a todos los participantes para divertirse en una jornada sin móviles.

El CDR juntó en días pasados, en Lodoselo, alrededor de 130 personas para celebrar la tradicional. “Xuntanza de familias da Limia”. Las primeras llegaron a la 10.00 horas y fueron recibidas por el personal y voluntariado del centro con una misión clara: gozar de una jornada de ocio saludable y rural en familia.

En la presentación aprovecharon para compartir la campaña “Racha coas redes da dependencia digital” e invitaron a las personas participantes hacer un uso responsable del móvil durante la jornada, para lo cual se les regaló una bolsa para guardar el teléfono y sacarlo lo mínimo posible. Con ello se buscó evitar la aglomeración de móviles sacando fotos a sus hijos. Y para que no se quedaran sin un recuerdo de esta cita, Miriam y Sarai, dos voluntarias del CDR, hicieron de fotógrafas y anunciaron que les pasarían a todos las fotos en los siguientes días. Esta propuesta de una mañana sin móviles fue muy bien acogida por las familias y todas fueron ejemplares en su cumplimiento.

La mañana transcurrió con calma y gozo, ya que sacaron las ovejas de la cuadra, amasaron con Camilo en el horno comunitario de Lodoselo, experimentaron sensaciones en el “Xardín dos Sentidos” orientados por Pili y Eloi, pasearon en burra y cuidaron de los animales en compañía de Estela. Los tres grupos estuvieron acompañados por el personal y voluntariado del CDR, y al terminar se juntaron todos en el albergue.

La jornada terminó con todos los participantes reunidos con las personas mayores de la vivienda comunitaria, gozando con la Asociación Socioeducativa Antonio Gandoy en el concierto “O Son que me Arrola“, una propuesta musical en la que “Doris, Iria y Azucena combinaron nuestra música tradicional, los elementos de la naturaleza, el material de residuos y mucha sabiduría popular, para hacernos cantar y bailar en comunidad”.

Esta actividad fue posible gracias al financiamiento obtenido de la Consellería de Política Social en la subvención destinada a la realización de programas de interés social.