Fiscalía pide 16 años de prisión para un profesor acusado de abuso sexual a una de sus alumnas

La Audiencia Provincial de Ourense dividió en dos jornadas el juicio, que se celebra a puerta cerrada para proteger la identidad de la presunta víctima

Vista de las dependencias de la Audiencia Provincial.

Vista de las dependencias de la Audiencia Provincial. / IÑAKI OSORIO

La Audiencia Provincial de Ourense acoge desde ayer el juicio para un acusado de un delito contra la libertad sexual y otro continuado de agresión sexual a una menor de 16 años. Fiscalía pide un total de 13 años de prisión y la prohibición de acercarse a la supuesta víctima durante un periodo de 13 años.

El acusado era profesor en un centro educativo de la provincia, donde daba clases a la menor. En el momento en el que se enjuiciaron los hechos, Educación apartó al docente y la supuesta víctima cambió también de colegio.

Durante la jornada de ayer, declararon testigos de la comunidad educativa, en una vista en la que el abogado del acusado pide la absolución, al considerarlo inocente. Hoy continúa la vista oral, a puerta cerrada por la implicación de una menor en los hechos, a fin de salvaguardar su identidad.

El Ministerio Fiscal pide por el delito contra la libertad sexual un año y dos meses de prisión, así como la prohibición de acercarse a menos de 200 metros de la víctima, su lugar de trabajo o de estudio, durante un periodo de dos años. Además, pide la pena de inhabilitación especial para cualquier profesión que conlleve contacto regular con menores, durante un periodo de cinco años.

Por el delito continuado de agresión sexual a menores de 16 años, el fiscal solicita 11 años de cárcel y la prohibición de acercarse a la supuesta víctima durante un tiempo de 13 años. También se pide la participación del acusado en programas de educación sexual. Por este delito, Fiscalía aumenta la inhabilitación para su oficio durante un periodo de 20 años. Además, la acusación pública solicita una indemnización de 30.000 euros por daños morales a la víctima.

Suscríbete para seguir leyendo