Aumenta la cifra de refugiados atendidos por Cruz Roja Ourense

Desde enero, la entidad recibió a 131 personas, mientras que en 2023 solicitaron ayuda 219

La mayoría de los demandantes son mujeres y menores

Instalaciones de Cruz Roja en la provincia.

Instalaciones de Cruz Roja en la provincia. / FdV

La demanda de refugiados crece en la provincia, según el registro de Cruz Roja. En lo que va de año, la entidad recibió a 131 personas, mientras que en 2023, solicitaron ayuda un total de 219. “Se nota un incremento de las solicitudes cada año, a nivel España, cada mes se solicitan entre 13.000 y 15.000 solicitudes de asilo”, resalta Ohiane García, responsable provincial del programa de asilo.

La mayoría de los refugiados que llegan a la provincia son mujeres y menores. “Depende del origen, en Ucrania en su momento el perfil mayoritario eran mujeres solas, porque solo se permitía salir a los varones que cumplían requisitos muy específicos. De Latinoamérica suelen ser matrimonios jóvenes con menores de menos de 10 años”, detalla García. En ciertos casos, es la madre quien llega primero, legaliza su situación y, una vez establecida, solicita la reagrupación de sus hijos menores. “También hemos tenido casos de familias con abuelos, padres y nietos, aunque son los menos, ya que tener una edad avanzada puede dificultar los procesos migratorios por las limitaciones de salud”, añade.

Respecto al origen, si en 2023 la mayoría de refugiados eran de Ucrania, Afganistán, Colombia y Venezuela, este 2024 la mayoría proceden de países latinoamericanos. “Sobre todo, de Colombia, Venezuela y Perú, aunque también hay personas de Ucrania y familias de origen ruso, sirio o de Mali”, apunta la responsable.

Las necesidades de los demandantes varían según el perfil, aunque el programa de Cruz Roja atiende todas las áreas, desde lo básico (alojamiento y manutención) hasta la atención psicológica y jurídica o la búsqueda de un trabajo. En ese sentido, la tasa de inserción en la provincia asciende al 74%. “Es una cifra muy positiva”, destaca. La mayoría de las personas que lograron estabilidad laboral son ucranianas, en parte debido a la rapidez del permiso de trabajo. “A las 24 horas de ser beneficiarios de protección temporal ya se les activó el permiso de trabajo, mientras que con el resto de demandantes, desde que se inicia el proceso hasta que logran el documento transcurren, como mínimo, seis meses, lo que retrasa la inserción”, explica García.

Suscríbete para seguir leyendo