Lodo y algas inundan las Termas do Muíño tras 8 meses cerradas por las crecidas y sin limpiar

-La Asociación de Amigos das Termas urge al Concello a que proceda a la limpieza de esta instalación

- Alertan de que algunas persona desobedecen la prohibición y se bañan en las pozas pese al riesgo sanitario

Dos vecinos muestran la gran cantidad de lodo y vegetación de las Termas do Muíño. |   // IÑAKI OSORIO

Dos vecinos muestran la gran cantidad de lodo y vegetación de las Termas do Muíño. | // IÑAKI OSORIO

M.J.A.

Lodo, barro y algas invaden las pozas de Termas do Muíño da Veiga, referentes del termalismo público y gratuito de Ourense, que suman ya 8 meses cerradas al público. Las crecidas constantes del caudal de río Miño fueron las culpables, debido a las incesantes lluvias, de que parte de ese tiempo las pozas quedaran anegadas y cubiertas por el agua, pero los bañistas y muchos turistas no han dejado de tomar el sol a sus orillas, por ser una de las que tienen un entorno más natural “y el Concello tiene que actuar, porque algunas personas siguen bañándose con el riesgo de caídas que supone y para su salud”, alerta el presidente de la Plataforma Ciudadana Amigos das Termas, Enrique Camoeiras.

Un letrero no retirado dice cómo vestir para entrar a la poza. |   // I.O.

Un letrero no retirado dice cómo vestir para entrar a la poza. | / IÑAKI OSORIO

El Concello tiene que actuar, porque algunas personas siguen bañándose con el riesgo de caídas que supone y para su salud”, alerta el presidente de la Plataforma Ciudadana Amigos das Termas

Desde hace más de un año, el Concello ha instalado un aviso de que no es aconsejable el baño en estas termas, afectadas por las crecidas del río y por la suciedad, cartel que convive, curiosamente, con otro más antiguo que advierte de lo contrario, que pueden bañarse pero con chanclas y bañador.

“Es cierto que el Concello no tendría responsabilidades si hay una lesión, porque el cartel advierte que no se bañen, pero a partir de primera hora la gente va. Está previsto en el contrato de vigilancia dotar dos vigilantes para Termas do Muíño, ¿por qué no las manda limpiar ya el señor alcalde? ¿Quiere que lo hagamos los usuarios, como ocurrió ya hace unos años? “, explica Enrique Camoeiras.

El agua de estas termas mana a 65 grados, una temperatura que no permite su uso, si no es mezclada con la del río. “Por eso los bañistas aprovechaban para bañarse cuando se mezclaba con la del río, o lo hacían ellos mismos accionando un grifo de agua fría para rebajar la temperatura de la poza; pero ni eso, pues el grifo quedó ahora inaccesible en una caseta que construyó el Concello”, afirma.

En estos momentos de las 14 pozas de uso público y gratuito de la ciudad, solo funcionan las Burgas de Canedo, esta sí con la renovación cada cuatro horas del agua, como exige la normativa autonómica, pero insuficientes para la alta demanda de vecinos y turistas cuando el buen tiempo lo permite.

“Hay que hacer captaciones de agua”

Según la plataforma Amigos das Termas, que es la que ha hecho en estos años un seguimiento más exhaustivo de las instalaciones y ha mantenido una actitud reivindicativa, el mantenimiento y mejora de este servicio público repercute en la salud de los usuarios, “no es normal que digan que no pueden reabrir Outariz, cuando ya está reformada, por falta de agua termal cuando desde 2021, después de que la entonces edil Flora Moure (PP) realizara la reforma de las termas, quedaba una partida para buscar nuevas salida de agua termal. Hay que hacer captaciones porque hay agua en el subsuelo” , explica el portavoz de los usuarios. Ayer, las pozas de Termas do Muíño parecían el embalse de As Conchas plagado de cianobacterias. Con la diferencia de que esta agua sí es apta para el baño. Basta una simple limpieza de los vasos.

Suscríbete para seguir leyendo