Menor arranca su carrera a presidir el PP como posible aspirante único, tras fracasar otro intento de candidatura

-Ha sumado en cuestión de horas gran cantidad de avales

-Desactivado el movimiento de algunos alcaldes de involucrar a César Fernández como candidato alternativo

-"Yo no estoy en eso; no voy a presentar candidatura" asegura el vicepresidente de la Diputación

Luis Menor, en el centro, en un pleno. A la derecha, el vicepresidente segundo, César Fernández. |

Luis Menor, en el centro, en un pleno. A la derecha, el vicepresidente segundo, César Fernández. | / Iñaki Osorio

El presidente de la Diputación de Ourense, Luis Menor, anunció ya oficialmente este jueves su precandidatura al próximo 19º congreso provincial del PP para suceder a Baltar en la presidencia del partido. A un mes vista de la cita congresual, ha conseguido dos cosas: arrasar en la primeras horas con un apoyo mayoritario de avales de los compromisarios natos del partido y abrir la caja de Pandora, que ha demostrado que todavía quedan alcaldes –restos residuales del baltarismo a los que ya no apoya ni el extinto Manuel Baltar– que intentaron, sin éxito, movilizar una precandidatura alternativa a la de Menor. Algo que sonaba desde hace un año y se daba por superado.

Esos movimientos en falso para propuesta alternativa que no llegó ni a nacer tenía la intención de involucrar como candidato al congreso provincial del PP a César Fernández, vicepresidente segundo de la Diputación del gobierno que dirige Luis Menor.

“No presento candidatura”

Pero ese intento, desactivado en cuestión de horas, ha sido negado rotundamente en declaraciones a FARO DE VIGO. De esta manera, Fernández señaló que “ni pensé en presentar ninguna candidatura ni voy a presentarla. Yo no estoy ni estuve en eso”.

El motivo de la discrepancia de ese pequeño número de alcaldes se conoce desde la llegada de Luis Menor a la presidencia de la Diputación, cuando este decidió adoptar una medida histórica en esta institución, que fue ampliar en varios millones los fondos para el reparto a los concellos y hacer ese reparto de forma equitativa, independientemente del signo político de su alcalde. Eso supuso que 8 de cada 9 concellos se vieran beneficiados con un reparto que dejaba de ser discrecional, como había hecho Baltar, centrando la distribución en los concellos gobernados por el PP.

Estos pocos alcaldes que no asumen que ellos reciban lo mismo que otro concello del BNG o del PSOE, anteriormente eran los beneficiarios de otro modelo no equitativo. Además, en algún caso estos municipios no gozan de la mejor situación financiera en la actualidad y fueron los que intentaron implicar en una posible candidatura al congreso a César Fernández en la creencia de que tendrían su refrendo, pues el alcalde de Ribadavia era la cuota que impuso Baltar a Menor en la configuración del gobierno de la Diputación.

Pero es complicado tratar de hacer frente a Menor, la apuesta de Alfonso Rueda que tiene el refrendo total del aparato del PPdeG, que llevaba años tratando de eliminar el baltarismo de la provincia. Algo que consiguió finalmente con la ayuda de un delito contra la seguridad vial, cuando Manuel Baltar fue pillado conduciendo el coche oficial de la Diputación a 215 por hora.

Además, el resultado de las pasadas elecciones europeas en la provincia no hizo más que avalar que se ha mantenido la supremacía de votos para el PP. El próximo 13 de julio es el congreso provincial y todo apunta que no habrá candidatos alternativos a Luis Menor.

Baltar y otros cargos expresan en redes su apoyo al dirigente para no quedar bajo sospecha

Luis Menor no es un novato en política y gestión. El PPdeG que le apoya, tampoco. Los movimientos en falso y estériles para hacerle sombra tuvieron una curiosa y rápida respuesta. El primero obligado a parar el tsunami, colgando en redes su apoyo a la precandidatura de Luis Menor, fue el propio Manuel Baltar. Esto ocurría el jueves, un día antes de que Luis Menor, convocara raudo la rueda de prensa en la que anunciaba lo previsto, que va a presentar su precandidatura al congreso provincial para presidir el PP de Ourense. Un buen número de cargos del PP en la ciudad o en Galicia, colgaban también en sus redes el documento con su nombre y firma en el que daban su aval a Menor como candidato. Mejor no quedar bajo sospecha. “El rey ha muerto, viva el rey”, podría ser el lema de un relevo del baltarismo en Ourense, que empezó por la Diputación y no tiene vuelta atrás.

Suscríbete para seguir leyendo