El PSOE formaliza la moción de censura a Jácome y pide al PP y BNG “estar a la altura”

Los socialistas proponen suscribir un “pacto de la concordia” con 14 compromisos | El grupo ‘popular’ acepta dialogar pero critica el “espectáculo” generado con esta invitación pública | Los nacionalistas eluden pronunciarse

La corporación municipal en un pleno presidido por Jácome, celebrado el pasado mes de mayo.

La corporación municipal en un pleno presidido por Jácome, celebrado el pasado mes de mayo. / Alan Pérez

Catorce días después de lanzar su propuesta de moción de censura al gobierno de Gonzalo Pérez Jácome en el Concello de Ourense, el grupo municipal socialista ha presentado una propuesta formal que ya está en manos del PP y del BNG. El paso se dio este martes por la mañana y, mientras los nacionalistas guardan silencio mientras la decisión se somete a debate interno, los ‘populares’ confirmaron horas después que acudirán a la cita, aunque con reservas, ya que no les ha gustado el modo de proceder del PSOE.

En el escrito, bautizado como “Pacto da concordia”, los socialistas convocan a ambas organizaciones a suscribir 14 compromisos “irrenunciables” que tendrían como finalidad terminar con la “parálisis, el desmantelamiento de los servicios públicos y el colapso económico y funcional” que, señalan, “padecen el Concello y la ciudad”.

14 compromisos

El documento, ya elaborado y con espacio al pie para la firma de los tres grupos, recoge prioridades como la elaboración del presupuesto municipal para el año 2025, realizar una auditoría de la situación económico financiera del Ayuntamiento y la puesta en marcha de un plan de pago a proveedores. También se establece la urgencia de licitar las concesiones municipales que actualmente se encuentran en precario, desbloquear y aprobar un PXOM “legal y sostenible”, restablecer los programas sociales, aprobar una nueva Relación de Puestos de Trabajo para el Concello con “consenso político, sindical y funcionarial”, impulsar el termalismo y desbloquear las obras necesarias para la reapertura de la Praza de Abastos nº 1, entre otras cuestiones.

Con esta propuesta, que no avanza ningún detalle sobre el posible gobierno alternativo, los socialistas invitan al PP y al BNG a “poner por encima de cualquier interés partidista el interés público de la ciudadanía y la necesidad de una alternativa de gobierno responsable, real y sólida”, pero sin referencia alguna a quién sería el alcalde que lideraría el hipotético gobierno “de la concordia”, centrándose exclusivamente en medidas y proyectos.

Asimismo, la portavoz del grupo municipal socialista, Natalia González, ha dicho tras tomar esta iniciativa que “es el momento de la política con mayúsculas, de la valentía y de apostar por cambiar el futuro”. En esta línea, indicó que confía “plenamente” en que tanto el PP como el BNG “estarán a la altura, dejarán a un lado las diferencias políticas y pondrán a Ourense por delante”.

Negociación con los tres grupos

Está por ver el avance de esta propuesta, ya que una de las condiciones que establece el PP para sentarse a negociar es que a la reunión “acudan las tres fuerzas políticas que representan a la oposición en el Concello”. En el caso de registrarse alguna ausencia, señalan, “cualquier conversación en este escenario sería inútil”.

Hace dos semanas, cuando el PSOE lanzó la propuesta, el portavoz del BNG, Luis Seara, dijo que para valorar una posible moción de censura, lo primero sería que el PP rompiese el pacto que firmó con DO tras las municipales para dejar gobernar a la fuerza más votada tanto en el Concello como en la Diputación. Este martes, eludió pronunciarse sobre cómo responderá su grupo a la invitación formal del PSOE.

Sí ha hablado el PP, que avanza que se sentará a dialogar “sin líneas rojas ni personas o formaciones políticas con las que no quiera sentarse a hablar”. Pero no esconde sus críticas al procedimiento de comunicación por parte del PSOE, que envió un correo electrónico a los dos partidos y, de forma inmediata, hizo pública la propuesta. “La fórmula más adecuada para iniciar una ronda de contactos sería mediante una comunicación particular y un primer contacto evitando el espectáculo mediático generado con esta invitación pública”.

También reprueban que el condicionante para esta reunión sea “subscribir nuestros compromisos”, como señala literalmente el correo electrónico. “Cualquier conversación debería dejar la puerta abierta al análisis, al debate y a la presentación de propuestas por parte de todos los grupos, sin ningún tipo de propuesta unilateral cerrada”.

Tensión

Este intento de moción de censura ya provocó un cruce de acusaciones entre los tres partidos de la oposición el pasado viernes, en el pleno municipal ordinario correspondiente al mes de junio.

Tanto PP como PSOE culparon al BNG de que Jácome sea alcalde por no apoyar la moción, y los nacionalistas les recordaron que fueron los ‘populares’ los que colocaron a Jácome en la Alcaldía desde 2019.

Al permanente clima de tensión en el consistorio, agravado por el intento de moción de censura, se suma la propuesta a la inversa planteada por Jácome tras el anuncio de los socialistas el pasado 28 de mayo. El alcalde contraatacó invitando a PSOE y BNG a desbancar al PP de la Diputación. En su caso, convocó por whatsapp a los dos partidos para estudiar una moción de censura contra Luis Menor tras aceptar este último negociar el acuerdo para sacar a Jácome de la Alcaldía.

CCOO pide la dimisión del alcalde “por el bien de todos”

Por otro lado, la sección sindical de Comisiones Obreras en el Concello de Ourense difundió este martes una carta abierta al alcalde Jácome en la que muestra su preocupación por la falta de personal, la “defenestración” de servicios y actividades o la falta de dinero para pagar los salarios de los empleados municipales. La misiva, que recuerda la reciente sentencia que condena al regidor por acoso laboral al interventor, finaliza con una petición de dimisión como alcalde “por el bien de todos”.

El sindicato censura la “prepotencia” de Jácome y le invita a “reflexionar” sobre lo que está haciendo y lo que será mejor para la ciudad. “Una de las cosas más desagradables que puede tener un trabajador, es que después de hacer bien su trabajo durante el mes, no cobre lo que le corresponde y después de 4 meses, usted como máximo responsable de Recursos Humanos y Personal no es capaz de solucionar este grave problema y sobre todo cuando cesa o remueve a su antojo a los compañeros que tienen que controlar y fiscalizar al Gobierno”, apuntan.

Sostiene CCOO que a Jácome “solo le interesa el show y las redes sociales” y, añade, “lo peor de todo es que el Concello hace aguas por todos los lados, no paga a los trabajadores, no paga a los proveedores y la hucha municipal se queda sin un duro, por su mala gestión”.