Los conductores ourensanos ya perdieron más de 3.400 puntos del carné desde enero

El consumo de alcohol y drogas y el exceso de velocidad son las principales infracciones al volante

En el conjunto de Galicia, la provincia registra el menor número de multas

Imagen de un control de drogas a conductores en la A-52.

Imagen de un control de drogas a conductores en la A-52. / BRAIS LORENZO

Los conductores ourensanos ya han perdido un total de 3.485 puntos del carné desde que arrancó el 2024, según el registro de la Dirección General de Tráfico (DGT). Los controles realizados por las fuerzas y cuerpos de seguridad en las carreteras se tradujeron en 856 sanciones a 827 personas. El consumo de alcohol y drogas y el exceso de velocidad son las principales infracciones cometidas por los ourensanos, seguidas del uso del teléfono móvil al volante y de la no utilización del cinturón. “Entre los conductores que tienen menos puntos, el perfil más común es el de una persona que consume alcohol u otras drogas, a veces por una adicción que no reconoce, y que agota la asignación de puntos una y otra vez, como si las normas no fuesen con él”, explica David Llorente, el jefe provincial de Tráfico.

Desde enero, 210 personas fueron sancionadas por conducir bajo los efectos del alcohol. Aunque la mayoría de los infractores se enfrentaron a multas de 500 euros y a la sustracción de 4 puntos (por presentar entre 0,25 y 0,50 miligramos de alcohol en litro de sangre), 44 ourensanos perdieron 6 puntos y pagaron 1.000 euros (al contar con entre 0,50 y 0,60 miligramos de alcohol por litro de sangre). Por otra parte, 161 conductores fueron interceptados tras haber consumido drogas, lo que implica la pérdida de 6 puntos del carné.

En cuanto al exceso de velocidad, los cuerpos de seguridad multaron a 224 personas, de las que la mayoría (198) extravió 2 puntos. La ausencia de cinturón al volante fue la cuarta sanción más común en lo que va de año, con 108 infractores en las carreteras de la provincia. Por su parte, medio centenar de ourensanos perdieron hasta 6 puntos por conducir mientras utilizaban el teléfono móvil (tanto en llamadas como por mirar la pantalla).

Entre las sanciones más minoritarias, este 2024 en la provincia destaca la desobediencia a los agentes. Un total de 24 ourensanos no respetaron las señales de los cuerpos de seguridad, lo que supone la pérdida de 4 puntos. La desatención ante normas viales como un stop, un ceda al paso o un semáforo en rojo son otras de las infracciones recogidas por la DGT desde el mes de enero. En estos casos, los conductores sancionados extraviaron un total de 152 puntos (cuatro por multa).

Los datos en Galicia

En el conjunto de Galicia, Ourense es la provincia que registra menos infracciones al volante desde el mes de enero. Un total de 13.261 conductores fueron sancionados en la comunidad, de los que los ourensanos suponen apenas el 6%. Según los datos recogidos por la DGT, en este año los pontevedreses son los que más puntos del carné han extraviado, con 18.816 de los más de 46.000 contabilizados en toda Galicia. Desde el inicio del año, en Pontevedra se han perdido un total de 18.816 puntos. El exceso de velocidad fue, con diferencia, la principal razón de las infracciones, seguida del consumo del alcohol, el uso del teléfono móvil al volante y la conducción bajo los efectos de las drogas.

Por su parte, los coruñeses perdieron 13.980 puntos, y los lucenses, 9.847. Las causas más comunes también se repiten: velocidad, alcohol, drogas, teléfono móvil al volante y no utilizar el cinturón.

Medio millón de puntos

En lo que va de año, los conductores españoles ya han perdido más de medio millón de puntos del carné. Las fuerzas y cuerpos de seguridad han sancionado a 160.260 personas por no respetar la normativa vial. A la vista de los datos recogidos por la DGT, este 2024 la comunidad con más infracciones es Madrid, con más de 29.000 conductores multados. Le siguen Andalucía, con 25.318; Cataluña, con 15.141; Castilla y León, con 14.914; la Comunidad Valenciana, con 13.433, y Galicia, con 13.261.

Las razones de las multas se repiten en el conjunto de la geografía española: el exceso de velocidad en las carreteras, el consumo de alcohol y drogas y el uso del teléfono móvil.

Casi 2.000 personas no pueden utilizar su permiso

Actualmente, en la provincia hay casi 2.000 personas que no pueden utilizar su permiso de conducción, sea por haber perdido todos los puntos del carné o por sentencia judicial. En ambos casos, los afectados pueden volver a obtener un nuevo permiso. Los que han perdido el carné por sucesivas infracciones deben esperar seis meses (12 en el caso de que no sea la primera vez) para poder iniciar los trámites, que incluyen un curso de sensibilización y reeducación vial, así como una prueba teórica y un informe de aptitud psicofísica. Aquellos conductores que cuenten con una sentencia judicial deben cumplir la condena para poder iniciar el proceso de recuperación del carné. En todo caso, el nuevo permiso entregado contará con solo 8 puntos (al igual que el de los conductores con menos de 3 años de experiencia al volante). Desde el mes de enero, 201 personas realizaron los cursos de sensibilización y reeducación vial en la provincia para poder obtener una nueva licencia tras haberla perdido.

Los cursos son de doce horas de duración, distribuidas en dos partes, una común, destinada a la formación general sobre materias relacionadas con la seguridad vial, y una específica, individualizada para cada persona.

Recuperar puntos

La DGT también permite que los conductores que han perdido parte de los puntos de su carné puedan recuperarlos a través de la formación vial. La realización del curso le permite a la persona recobrar hasta seis puntos, sin superar nunca el saldo inicial de puntos. En la provincia, 169 ourensanos se acogieron a esta modalidad en lo que va de año. “Los cursos de recuperación parcial ahora los hace menos gente porque se recupera el saldo de puntos tras dos años sin sanciones. Antes de marzo de 2022 eran dos o tres años, pero ahora son dos años siempre”, explica David Llorente, jefe provincial de Tráfico.

Suscríbete para seguir leyendo