Las bajas del turno de oficio se extienden fuera de la ciudad: “Esto es insostenible”

Los abogados ourensanos amplían sus protestas y urgen “dignidad” para el colectivo que asume el derecho a justicia gratuita | “Nuestro trabajo ya nos cuesta dinero”, dicen

Una de las protestas recientes de los letrados del turno de oficio.

Una de las protestas recientes de los letrados del turno de oficio. / FdV

Continúa el goteo de bajas en el turno de oficio del Colegio de Abogacía de Ourense, en el marco de las mejoras laborales reclamadas por el colectivo, que hace meses inició protestas y huelgas para exigir “dignidad”. Poco más de 360 letrados realizan en Ourense todas las funciones relacionadas con la garantía del derecho fundamental de asistencia jurídica gratuita a los ciudadanos. La pertenencia al turno es voluntaria y la organización depende de los colegios de abogacía. Con todo, cabe recordar que aunque la asistencia jurídica gratuita sea un derecho, ser parte del turno de oficio no implica trabajar de manera altruista. En la jornada de ayer, ya eran más de 180 los profesionales de baja. El conflicto prevé traspasar la ciudad y extender ahora el goteo de bajas al resto de partidos judiciales de la provincia.

“Empieza a haber problemas para cubrir guardias, especialmente en el Penal”, trasladan fuentes consultadas. De hecho, la gran mayoría de bajas (cerca de 120) se producen en esta especialidad.

Como medida de presión, el colectivo inicia ahora sus protestas en otros partidos judiciales como Carballiño y O Barco. El goteo de bajas se espera que sea inmediato.

La situación ha llegado al punto de que el turno general penal en el partido judicial de Ourense está prácticamente colapsado: solo en una jornada se produjeron 100 bajas. Estas se suman a las renuncias de los especialistas en violencia machista, hace apenas tres semanas. El colectivo Marea Negra Ourense prevé que las bajas sigan llegando a otras áreas como asuntos civiles, contencioso-administrativos o extranjería.

Según fuentes judiciales, en la jornada del martes pasado fue la junta directiva del Colegio la que asumió la guardia del turno de oficio, al no encontrarse nadie de alta. “La carga de trabajo es ya insostenible. Queremos dignidad”, reclama Aline Castro, portavoz de la plataforma y delegada en Ourense del sindicato Venia.

“Nuestro trabajo nos cuesta dinero, a pesar de que es un servicio público”, critica la abogada, que asegura que los profesionales del turno asumen costes como la organización de las guardias, sufragados con la cuota que pagan los letrados. “El año pasado hubo un déficit de 280.000 euros, eso lo tenemos que pagar nosotros”, asegura.

Las situaciones que se generan en el turno son dispares. “Los días de guardia no se pagan, ni el desplazamiento”, explican. Castro pone un ejemplo concreto. “Una vez fui a Ponte Barxas a las doce de la noche y al día siguiente a Celanova. Al tercer día atendí a testigos. Así las veces que sea necesario y eso no se paga. El coste económico y personal es muy grande”, señala.

Las reivindicaciones implican un estatuto del personal y derechos laborales como la cotización básica. “Queremos dignidad para lo que hacemos, el ‘todo gratis’ no tiene sentido”, critican en Marea Negra Ourense.

Ourense es la provincia que más justicia gratuita presta

Los datos de solicitudes de asistencia jurídica gratuita publicados por el Instituto Galego de Estatístico (IGE) reflejan parte de la realidad del turno de oficio ourensano, ya que son estos profesionales los que atienden los asuntos de justicia gratuita, un derecho para aquellos que carecen de recursos suficientes para litigar. El IGE contabiliza en 2023 un total de 4.948 instancias de solicitud de asistencia gratuita en la provincia, aunque no todas las demandas fueron aceptadas. De las casi 5.000 demandas registradas en Ourense, un total de 582 fueron denegadas. Esto supone que apenas el 11,7% de instancias de justicia gratuita se rechazan. Es el porcentaje más bajo de Galicia, lo que ofrece una imagen de la carga de trabajo del turno de oficio ourensano. Estos letrados atienden nueve de cada diez demandas ciudadanas de justicia gratuita. En la comparativa, Lugo es la provincia gallega que más denegó la asistencia gratuita en 2023: un 17,9% de asuntos rechazados. Le sigue Pontevedra, con 16,8% de instancias denegadas. Después, A Coruña, con 15,4% de instancias denegadas. La media gallega de instancias denegadas es de 15,9%, cuatro puntos más que en la provincia de Ourense, que se erige como la que más asuntos de este tipo atiende. De hecho, las demandas denegadas se corresponden generalmente con ciudadanos que no cumplen los criterios económicos de ingresos máximos exigidos. Son menos los casos de incumplimiento de documentación y otros trámites burocráticos. En cuanto a los asuntos reconocidos, Ourense prestó el pasado año un total de 3.379 instancias. En el IGE recuerdan que el total de demandas, reconocimientos y denegaciones no coincide porque un expediente puede tener más de un solicitante.

Marea Negra Ourense es una de las delegaciones del movimiento Marea Negra Galicia, formado por abogados y procuradores de varios partidos judiciales gallegos que se encargan de gestionar grupos relacionados con el turno de oficio y con las mutualidades. “Marea Negra es la denominación adoptada en Galicia por quienes estamos dispuestos, como voluntarios, a invertir nuestro conocimiento y parte de nuestro tiempo, en trabajar en defensa de la dignidad de abogados y procuradores”, se definen en la plataforma que exige mejoras laborales para el colectivo. El objetivo, señalan en Marea Negra Galicia, es “la defensa de las reivindicaciones del colectivo en relación con la desprotección social de los profesionales y el turno de oficio”, mediante la realización y promoción de cuantas acciones sean útiles para alcanzar las modificaciones legislativas necesarias en interés del colectivo. La huelga fue la acción más notoria de la plataforma.

Suscríbete para seguir leyendo