El BNG alerta del “caos” económico en el Concello, que tuvo que habilitar crédito para pagar nóminas

El alcalde, que culpa de la situación al “exceso de personal” municipal, se vio obligado a transferir 300.000 euros para abonar los salarios

Luis Seara.   | // I. OSORIO

Luis Seara. | // I. OSORIO / M.J.A.

M.J.A.

Los números flaquean en el Concello de Ourense y este mes, según el grupo municipal del BNG, empieza a notarse aún más la escasez de recursos, hasta para pagar a los trabajadores.

Según el grupo nacionalista, el gobierno local “acaba de activar una modificación presupuestaria con la modalidad de transferencia de crédito por un importe global de 300.000 euros para atender al abono de la nómina del mes de diciembre, así como los seguros sociales del pasado mes de noviembre”.

Culpa al exceso de personal

Señala el BNG que entre los argumentos empleados en la justificación destaca el “incremento de personal experimentado en los últimos años, lo que, unido a la falta de unos presupuestos aprobados y actualizados, origina que no haya crédito suficiente para atender los deberes que el Concello tiene con sus trabajadores” .

Para el grupo municipal del BNG esta situación revela “la situación de caos en la que vive instalado el Concello, desde el punto de vista económico y presupuestario”, y añaden: “Jácome se hartó, estando en la oposición, de decir que lo que sobraba en el Ayuntamiento era personal y que por lo tanto era preciso aligerar el capítulo de nóminas”.

Según razonaba ayer el portavoz nacionalista, Luis Seara, “desde su llegada a la Alcaldía de Ourense, lo que se produjo fue precisamente todo lo contrario, un incremento notable de personal, sobre todo de confianza y adscrito a la Alcaldía”.

A todo esto, se suma “la ausencia de un presupuesto actualizado que refleje la realidad económica y del personal del Concello de Ourense, otra de las causas que provoca esta situación”, indica, y esto se está prorrogando ya desde 2020.

Desde el BNG vuelven a incidir una vez más “en la caótica situación económica” en la que se encuentra el Ayuntamiento de Ourense”. En este sentido “el hecho de no tener un presupuesto, está provocando graves perjuicios económicos para las arcas municipales y una prueba más la tenemos con el reciente reconocimiento de deuda, consecuencia de la actualización de precios a la concesionaria del servicio semafórico, que está también en precario, como tantos otros”, lamenta el portavoz del BNG.