El grupo municipal del BNG en el Concello de Ourense, con su portavoz Luis Seara a la cabeza, denunció ayer que el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome “ha visitado en los últimos días, ante la perplejidad de propios y extraños distintas dependencias municipales” con una actitud que, según BNG, “es impropia de alguien que busca la mejora de los servicios públicos”. En las últimas visitas realizadas a las dependencias de los Servios Sociales, sin ir acompañado de la concejala delegada de esta área, “el alcalde se dedica a intimidar y amenazar a las trabajadoras, ante el silencio cómplice de la propia concejala delegada de Servicios Sociales” lamentan.

Desde el BNG muestran todo su apoyo y solidaridad con las trabajadoras y trabajadores que en el mandato pasado y en estos días “se están viendo violentadas y violentados nos sus puestos de trabajo. Empleadas y empleados que realizan un enorme trabajo en condiciones muchas veces precarias”.

Según el BNG, toda esta escenificación tiene un claro objetivo, “evadir responsabilidades, no asumir la propia incompetencia y responsabilizar a las y los trabajadores del Ayuntamiento de la deriva y de la parálisis de la institución”.

Luis Seara alude directamente al PP, para que “de una vez por todas abandone su posición de mirar para otro lado, y ponga fin la este esperpento que ellos mismos generaron”.

Luis Seara afirma que “hace falta abordar esta situación y no podemos mirar hacia otro lado ante la gravedad de estos hechos. Hace falta ser contundentes, no se le puede consentir este tipo de actitudes a nadie por muy alcalde que este sea”.