La sección segunda de la Audiencia Provincial de Ourense ha confirmado la sentencia del Juzgado de Instrucción número 2 de la ciudad en la que absolvió al alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, del delito leve de maltrato de obra que le imputaban por empujar a una sindicalista.

Los magistrados, por tanto, han rechazado el recurso interpuesto por la denunciante, que participaba en una concentración que tuvo lugar en la puerta del ayuntamiento el 3 de mayo de 2022.

En la sentencia, contra la que no cabe presentar recurso, explican que la petición, por parte de la recurrente, de una nueva valoración de la prueba para determinar la existencia o no de dolo en la acción del denunciado, “no resulta factible sin la audiencia de este”, por lo que concluyen que no cabe el pronunciamiento condenatorio pretendido.

Por ello, confirman íntegramente la sentencia dictada en primera instancia, en la que el juez instructor explicó que las partes no discuten lo sucedido porque el incidente está recogido en una grabación, cuyo contenido no impugnaron. En la resolución concluyó que la actuación del regidor municipal fue “una mera reacción al hecho de que la denunciante utilizase el megáfono a escasos centímetros de su cara".