El reto de ser mayor y dependiente en un rural sin apoyo psicosocial para ellos

Ourense tiene 309 mayores de 65 años por cada 100 jóvenes y niños menores de 15 | El PSOE pide que se doten servicios de apoyo en concellos de menos de 20.000 vecinos

Niños y personas mayores en un acto en el centro intergeneracional de Ourense. |   // OURENSE

Niños y personas mayores en un acto en el centro intergeneracional de Ourense. | // OURENSE / REDACCIÓN

REDACCIÓN

La provincia de Ourense tiene los peores datos de envejecimiento poblacional, junto con Zamora y suma ya 309 vecinos mayores de 65 años, por cada 100 jóvenes y niños de menos de 15 años. La cifra es tres veces superior a la media de envejecimiento estatal, con una tasa de 133 mayores de 65 años, por cada 100 jóvenes y niños.

Si ya resulta insólito que en la provincia en la que hay más abuelos y abuelas, no haya ningún geriatra o gerontólogo, el problema se agudiza en el rural y, en especial en los municipios de menos de 20.000 habitantes, que son todos menos el de la capital, en los que según el PSOE, no existe recursos y medios de apoyo psicosocial para esta población que manda en la pirámide demográfica.

Es decir que ser mayor y dependiente, es doblemente problemático, si se vive en los municipios del rural de la provincia. Por este motivo, el PsdeG-PSOE, va a exigir tanto a la Xunta de Galicia como a la Diputación, a través de sendas mociones “la mejora de los servicios y equipos de dependencia, así como de los equipos sociales que trabajan en los municipios de la provincia”-

Explican que, mediante una iniciativa que se debatirá en el pleno de febrero de la institución provincial, los y las socialistas exigen “incrementar los equipos de valoración, así como los equipos de los servicios sociales comunitarios, permitiendo incrementar el número de solicitudes a las ayudas para la dependencia”, ya que, segundo denuncian, Galicia es la comunidad autónoma que menor número de solicitudes registra.

Además, los socialistas van a exigir a la Diputación de Ourense, que “financie, o al menos cofinancie, la constitución de equipos multidisciplinares de intervención psicosocial en los municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia, para atender las demandas y necesidades psicológicas y sociales de la población de más edad”.

Desde PSOE vienen denunciando que el PP está haciendo caja” con un servicio básico tan sensible como la dependencia, ya que “Galicia es una de las autonomías que más fondos recibe del Estado en este ámbito, pero la que menos invierte”. La “pésima gestión” y los “tijeretazos”, afirman, en los presupuestos están provocando “importantes deficiencias”, ya que las personas tienen que esperar una media de 365 días para resolver su solicitud, duplicando el plazo marcado por la legislación, “a pesar de que la Xunta tiene escondidas cerca de 10.000 solicitudes que no figuran en los registros oficiales”, matizan.

Piden políticas demográficas para que Ourense no sea Siberia

La falta de políticas de apoyo también se extiende a la juventud según el PSOE, cuya diputada en el Parlamento de Galicia, Marina Ortega, exigió ayer a la Xunta que “dejen de llorar y se pongan a trabajar” para solucionar la crisis demográfica de Galicia. Tras conocer que el Plan Retorna únicamente llegará a 400 personas “elegidas por la Xunta” de los más de 150.000 gallegos y gallegas que tuvieron que marchar a vivir fuera en los últimos 20 años, Ortega reclamó al gobierno gallego que “asuman sus responsabilidades” y dejen de culpar a otras administraciones “después de 14 años de gobierno con competencias exclusivas en los que convirtieron a Galicia en un de los territorios con el peor dato de despoblación de Europa. Comparó el abandono del rural de Galicia con zonas como Siberia, donde el duro clima reduce la poblacion a 3 habitantes por kilómetro cuadrado.

Suscríbete para seguir leyendo