Hasta 64% DTO Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Oliñas veñen e oliñas van"

Xinzo calentó los motores del Entroido en su multitudinario Domingo Oleiro

Lanzando la "ola" a otro jugador, en la Plaza Mayor de Xinzo INAKI OSORIO

Tras el primer Domingo Fareleiro celebrado hace una semana, Xinzo de Limia vibró de nuevo ayer en otra jornada de precalentamiento de su Entroido, el más largo del mundo en duración, con la celebración del Domingo Oleiro. La fiesta estuvo marcada por una multitudinaria afluencia de vecinos y visitantes llegados de toda Galicia para disfrutar de una cita llena de movimiento y color, en el que las grandes “olas” de barro volaron por los aires, en una cita de alegría, pericia y celebración.

Una mujer preparada para lanzar su “ola” de barro, ayer, en la Plaza Mayor de Xinzo. | // IÑAKI OSORIO

Este popular juego de las “olas” no pertenece en su origen al ciclo del Carnaval, según los expertos, y hay datos de su existencia en otra época y en distintas fechas. Lo cierto es que ahora sí pueden, y como es normal, participar también las mujeres, a diferencia de lo que ocurría antaño.

Público y jugadores participantes en el Domingo Oleiro INAKI OSORIO

El que pierde paga el vino

Las vasijas, algunas llenas de vino, otras de agua o de harina, iban siendo lanzadas con fuerza por los participantes en un juego ancestral en el que, aquel que pierde y no consigue recoger la pesada “ola” que se le lanza, de modo que esta rompe en el suelo con todo su contenido, no solo pierde esa partida, sino que tendrá que pagar la correspondiente ronda de vinos al resto de los jugadores.

Besando la "ola" ...en este caso con vino en su interior INAKI OSORIO

La jornada dominical soleada que se vivió ayer, tras una noche que había alcanzado en la madrugada del domingo mínimas de hasta -7 grados en puntos de la provincia como Calvos de Randín, animó ayer el lleno de visitantes en la capital de A Limia para asistir primero al Domingo Oleiro, protagonizado en horario de mañana por los niños, y ya por la tarde, el lanzamiento de vasijas de barro ya de mayor tamaño, protagonizado por adultos. Todo ello en la Plaza Mayor de Xinzo, que es el epicentro de todos los programas culturales que se celebran durante el año en la villa, y más en el estas fechas, pues Xinzo es uno de los tres pilares del “triángulo mágico” del Entroido ourensano, junto con los que se celebran en Verín y Laza.

Compartir el artículo

stats