Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casi dos kilos que pueden salvar una vida

El Concello acaba de adjudicar la compra de 100 chalecos antibalas para la Policía Local de 1.900 gramos cada uno, preparados también para repeler ataques de arma blanca

Policías con los antiguos chalecos ya obsoletos INAKI OSORIO

Cada uno de los 100 chalecos de protección que acaba de adquirir el Concello de Ourense para la Policía Local tiene apenas 2 kilos de peso, pero pueden salvar una vida, pues son chalecos antibala de última generación, y preparados también para evitar agresiones con arma blanca, que puedan afectar a órganos vitales. Es una nueva dotación que se consideraba ya “imprescindible” según Concello y policías, en una ciudad en la que el aumento de la violencia también se ceba en los últimos meses contra los agentes locales, especialmente en horas de noche y madrugada, y entre aquellos policías que patrullan zonas de ocio.

La única empresa que se presentó al concurso fue la firma Guardian Homeland Security S.A., líder en el sector y cuya oferta fue admitida por la mesa de contratación del Concello. El precio de salida del esta licitación, que se hizo por procedimiento abierto simplificado, era de 69.000 euros, sin IVA, y la empresa ofreció una baja del 1,5 por ciento en el precio unitario de la licitación.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Telmo Ucha, había explicado que era la primera dotación de este tipo, con un número suficiente para proteger a todos los agentes e incluida dentro de toda una serie de nuevas dotaciones para este cuerpo local. De hecho los pocos chalecos existentes estaban obsoletos, y además no eran suficientes, por lo que no se garantizaba la salubridad en el traspaso de estos elemento entre policías.

El pliego establecía unos términos y condiciones técnicas muy rigurosas, para el contrato de suministro de 100 chalecos de protección personal ante las amenazas de arma blanca y arma de fuego, de uso masculino y femenino, con sus correspondientes accesorios (funda y bolsa de transporte) con destino al personal perteneciente al cuerpo de la Policía Local del Ayuntamiento de Ourense.

La oferta de la empresa cumple el criterio. Los policías locales de Ourense estarán ya algo más protegidos, dado que el panel balístico tendrá unos 7 milímetros de espesor, rondará los 2 kilos de peso, y prestará una protección balística “para munición del calibre 12/70, con balas tipo Brenneke con proyectil de 32 gramos de peso” , tal y como exigía el Concello, y con una ampliación de garantía de la funda externa de 3 años.

Compartir el artículo

stats