Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ourense cierra el verano con más paro, pero el 40% de los nuevos contratos ya son indefinidos

La construcción es la única actividad en la que bajó el paro durante el mes de septiembre. | // IÑAKI OSORIO

El paro aumentó en Ourense en septiembre y ya acumula tres meses consecutivos al alza, pese a la estacionalidad que tradicionalmente tira del empleo durante la temporada turística. Este año, en cambio, la provincia ha ido sumando parados mes a mes durante la campaña de verano, hasta alcanzar los 16.808 desempleados en septiembre, que se cerró con una media de 104.310 afiliados a la Seguridad Social.

Los datos números apenas han variado entre agosto y septiembre, y los cambios que se han producido, aunque leves, son negativos: el mes concluyó con 45 parados más y 91 cotizantes menos. No obstante, los números son mejores que los registrados hace un año, cuando la economía todavía trataba de despojarse del duro impacto de la crisis sanitaria por el COVID.

Así, este septiembre se cierra con 508 afiliados a la Seguridad Social más que hace un año, lo que supone una mejora del 0,5% respecto a 2021, y 799 parados menos. Un empuje en el empleo que repercute directamente en el régimen general, mientras el de autónomos se desinfla, con una caída del 1,5% en el último año.

Con todo, el paro ha subido en todos los sectores excepto en la construcción, actividad con 1.150 desempleados, 15 menos que en agosto. Finalizada la campaña de la vendimia, la agricultura suma 16 parados más y asciende a 795. También crece en la industria, con 1.813 inscritos en este epígrafe (+26). El sector servicios, que es el que mueve la economía en la provincia y el más afectado por la estacionalidad del empleo, sumó 48 parados en septiembre y se eleva a 11.556. Además, hay 1.494 personas que nunca han firmado un contrato de trabajo, 30 menos que hace un mes.

La contratación

La principal diferencia en esta campaña estival respecto a las anteriores está en los contratos. Cumplidos seis meses desde la entrada en vigor de la reforma laboral que regula la contratación temporal, los indefinidos van ganando posiciones. En el mes de septiembre, tal y como recoge el informe publicado este martes por el Servicio Público de Empleo Estatal, SEPE, se firmaron 7.045, de los que 2.825 son indefinidos, un porcentaje del 40% impensable hace un año. De hecho, en 2021 solo 821 de los más de ocho mil contratos firmados en septiembre tenían carácter indefinido, el resto eran temporales.

La construcción es la única actividad en la que la contratación indefinida superó a la eventual. En septiembre se firmaron 278 contratos y solo 53 fueron con temporalidad, el 19%. En el resto, sin embargo, son amplia mayoría, especialmente en la industria, donde 1.086 contratos temporales chocan con apenas 337 indefinidos.

En el sector servicios la balanza se inclina a favor de los temporales, con un 56%, y en la agricultura este porcentaje sube al 65%.

“Sigue creándose empleo de calidad y se constata que la reforma laboral está cumpliendo con su finalidad”

Cristóbal Medeiros - Secretario general de UGT Ourense

decoration

En conjunto, la temporalidad en Ourense ha caído al 65,5%, todavía ligeramente por encima de la media nacional, que se sitúa en el 63%. “Sigue creándose empleo de calidad y se constata que la reforma laboral está cumpliendo con su finalidad”, señala Cristóbal Medeiros, secretario provincial de UGT. El problema, señala, son los efectos que la guerra de Ucrania y la inflación tienen sobre los hogares y su capacidad adquisitiva, provocando que “la clase trabajadora sea la principal víctima de la crisis internacional”. Medeiros sostiene que “es hora de subir los salarios”, y demanda una actuación del Gobierno en este sentido, “empezando por subir el salario mínimo interprofesional y reforzar el escudo social”.

“No es el momento de pujas fiscales”

Ana Barrios - Secretaria general de CCOO Ourense

decoration

Por su parte, y en relación con los contratos, la secretaria general de CCOO en Ourense, Ana Barrios, señala que la “clave” en los próximos meses será “verificar la mayor duración real de esos contratos y si se comportan como relaciones laborales de carácter indefinido”. También señala que la situación actual de subida de precios e incertidumbre requiere que el Gobierno actúe sobre los precios de los bienes y productos básicos. “No es el momento de pujas fiscales”, advierte, sino de “arrimar el hombro” y de que las personas con más recursos contribuyan para ayudar a aquellos “que ni siquiera puedan afrontar el coste de los productos básicos”, señala.

Signos de desaceleración en el mercado laboral

Por su parte, la Confederación Empresarial de Ourense analiza estos datos con cautela y apunta que el mercado laboral “comienza a dar signos de desaceleración en un contexto de enorme incertidumbre”, con tres meses de subida del paro y un escenario complicado. “Mientras las empresas se esfuerzan por recuperar la normalidad, ven su capacidad de contratación mermada en un escenario sacudido por la crisis energética, alza en los precios de suministros y los problemas derivados del conflicto bélico”, indican. La CEO sostiene que, en esta coyuntura, es necesaria una menor presión fiscal y generar clima de confianza “que se traslade a las empresas, trabajadores, inversores y consumidores”.

Compartir el artículo

stats