Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Profesionales del siderometal ourensano se movilizan por un convenio “digno”

Trabajadores recorren la capital, tras una noche de piquetes informativos en los polígonos | Es la primera vez en 22 años que los sindicatos mayoritarios secundan un parón conjunto

Movilización de sindicatos y trabajadores por el centro de la capital ourensana. | // I.O.

Los representantes de las tres fuerzas sindicales se pusieron de acuerdo después de 22 años para convocar una huelga que secundaron las fuerzas mayoritarias de los trabajadores del sector del siderometal. Las movilizaciones empezaron ayer con Comisiones Obreras, UGT y CIG abanderaron la lucha de un convenio “digno y justo” para la mano de obra del sector que ve como se encarece la vida y como sus salarios permanecen igual. Indalecio Gómez, de la CIG, explica que “la patronal ofrece una subida salarial del 4%, pero los sindicatos reclamamos un incremento del 6.5% para los años 2022 y 2023 y un 5% para el 2023, así como una cláusula de revisión salaria y que los atrasos se perciban desde el uno de enero”.

Los trabajadores iniciaron en la noche del martes los primeros piquetes informativos sobre las diferentes movilizaciones que iban a llevar a cabo en estos días de parón, como señal de protesta. Los piquetes informativos estuvieron en los diferentes polígonos industriales ourensanos durante la madrugada y hasta bien entrada la mañana. A este respecto, quisieron dejar claro que “los actos vandálicos no forman parte de nuestro programa”, por los actos de incivismo que se produjeron durante la tarde del martes.

Ayer, se concentraron en el Edificio Sindical, en el Parque de San Lázaro, para emprender una marcha que fue por la calle Paseo hasta la sede de la Confederación Empresarial de Ourense. Con arengas como “patronal, escoita, o metal está en loita” o “convenio digno”, intentaban reivindicar una equiparación salarial con las provincias de Pontevedra y A Coruña que cobran como mínimo 200 euros más que los ourensanos, con sueldos de poco más de 1.100 euros.

Piquetes informativos de madrugada en una empresa. | // F. CASANOVA

Los petardos también fueron una constante durante la marcha de la mano de obra del siderometal hasta llegar a la CEO, que allí se pararon para gritar y proclamar que “a loita é o único camiño”.

Desde los sindicatos señalan que la participación fue de un “80% y que la valoración es positiva, porque tácticamente conseguimos paralizar el sector. Empresas de industria y concesionarios estuvieron paralizados y es una buena noticia para que la patronal tome nota”.

Buses y al trabajo

Una empresa, de gran representación en el sector ubicada en O Carballiño, contrató buses para que los trabajadores pudieran acceder a sus puestos de trabajo ante los piquetes informativos que estaban en la puerta.

Fuentes de los sindicatos denuncian que “que una empresa de esas envergadura haga eso, indica la coacción de la patronal a la que estamos expuestos. Además sabemos que fueron escoltados por patrullas de la Guardia Civil hasta la entrada de la empresa, cuando en realidad debería haber sido una empresa privada quien debería haber desarrollado esa labor”.

Y añaden que “allí sabemos que hubo pequeños momentos de tensión, pero que no fueron a mayores”. A partir de ayer comienza la segunda jornada de movilizaciones con una concentración a las 12.00 horas desde la Casa Sindical.

Compartir el artículo

stats