Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Rodríguez: “De Lara montó una macrocausa llena de ruido y desproporcionada”

El ex alcalde socialista recibe el archivo de la causa Aquagest de la Operación Pokemon diciendo que “todo el daño realizado es irreperable” y que “se vulneraron principios”

Francisco Rodríguez, ex alcalde socialista del Concello de Ourense. | // IÑAKI OSORIO

Su móvil vibraba y sonaba demasiado después de hacerse público el archivo de una de las causas en las que estaba acusado de la Operación Pokémon, la causa Aquagest. En concreto se trata de la “trama del agua”, que el Juzgado de Instrucción Nº2 de Ourense archivó, al entender que “la investigación solo alcanza a mostrar sospechas o indicios preliminares de conversaciones telefónicas”, por presuntamente tráfico de influencias en la concesión del agua. Francisco Rodríguez (Ourense, 1954) fue detenido hace diez años en el marco de aquella operación que instruyó la jueza Pilar de Lara y provocó la caída del gobierno de la ciudad. Tras diez años, se archiva una de las causas como está pasando con las que se van resolviendo, pero Paco Rodríguez prevé que el resto, las que quedan, vayan en el mismo sentido de sobreseimiento.

–¿Cómo está?

–Bien, estoy estupendo, aunque después de diez años y después de tanto tiempo de tortura no tienes un sentimiento de alegría. La semana pasada se archivaba una en Santiago, otra en Lugo... Van saliendo todas las causas en la misma dirección, lo cual pone de manifiesto todo esto lo errático del proceder de la jueza de Lugo que montó una macrocausa inmensa, desproporcionada y llena de ruido. Al final, todos los jueces se están pronunciando de la misma forma. Todas las piezas, que están repartidas, salen todas con el mismo criterio.

–Diez años justos. Mucho tiempo de reflexión.

–Sí, nos tiene que servir para reflexionar de una forma básica sobre las actuaciones de algunos jueces, porque creo que hay que hablar de algunos jueces, como hay que hablar de algunos políticos o algunos periodistas, y no generalizar. Creo que los jueces con sus actuaciones son importantes, porque se refieren y tratan con la vida y a los derechos de las personas, a su honorabilidad y cuando esto se hace injustamente no es fácil llevarlo. Todos los bienes personales son muy frágiles y es muy fácil romperlos. Y no hay repuesto. Recomponerlos es complicado.

–Decía que no tenía sentimiento, ¿no alivia el archivo?

–Es necesario hacer una llamada, de todo esto que pasó, desde la tranquilidad y la experiencia personal, que desde luego no se la deseo a nadie. Digo que las acciones de los jueces cuando no están sustentadas, cuando no tienen sombra de duda de que es lo correcto, cuando dejan de ser prudentes o dejan de ser proporcionadas, pueden causar un daño enorme a las personas y también un daño innecesario.

Y más cuando estas decisiones se alargan indebidamente en el tiempo. La justicia en estos casos se convierte en injusticia. En el caso de la Pokémon, los bienes personales y los principios de honorabilidad, libertad, presunción de inocencia se vieron vulnerados con la instrucción de esta macrocausa.

–¿Qué coste tuvo esta macrocausa para las personas?

–Tuvo y tiene un coste inmenso para las personas, pero también para las familias y para sus amigos.

–Y, ¿para Ourense?

–También tuvo un coste muy importante desde el punto de vista político, social y económico. Y esa decisión llevó por delante a un gobierno elegido democráticamente por los ourensanos y que hoy nadie puede negar que desde aquella el gobierno de la ciudad sigue sumido en un caos, en un esperpento político de los que no hay precedentes. Quiero poner el acento, para aportar algo desde mi experiencia, para evitar que vuelva suceder. Por eso digo que es tan importante, la actuación de los jueces para la vida y los derechos de las personas.

–¿El archivo repara el daño?

–No existe nunca eso. No quiero personalizar esto en mí, porque hubo mucha gente que está en esta macrocausa que nos llevó a donde nos llevó. El daño hecho es irreparable, porque afectan directamente a la honorabilidad. El dolor causado a las personas es irreparable, pero el dolor de las familias y de amigos lo es mucho menos. No se va a reponer nunca. Lo único que deseo que no se vuelvan a producir casos similares sin base suficiente para llevarlos a cabo, que la justicia actúe con prudencia, con la mesura necesaria de no hacer daño a las personas.

Francisco Rodríguez. INAKI OSORIO

Sobre su vuelta a la política: “Tuve mi momento, no tengo en mi mente, ahora mismo, esas cosas”

–Hay una pregunta obligada.

–(Risas) Ya sé lo que me vas a preguntar, pero igual respondo con otra pregunta.

–¿Cuál?

–Pensé que nunca me lo ibas a preguntar. Que vuelva a la política, ¿no?

–(Risas) El sentido de las piezas es archivarlas en los distintos juzgados. Hemos visto como Manuel Cabezas después de ser absuelto vuelve a la primera línea de la política, ¿vivirá Ourense un ‘revival’?

–No (risas). Primero, no te voy a engañar, aunque no estoy dentro del partido desde hace diez años sigo pensando igual y hay gente que dentro del partido y fuera del partido que me lo plantean. Agradezco la buena voluntad de ellos, pero hago la reflexión a la inversa. Cómo se ve que los partidos, sobre todo los clásicos, tengan que recuperar las personas del pasado eso no es bueno. En todo, es necesario sabia nueva.

Contestando a tu pregunta, en principio no tengo en mi mente esas cosas. Tuve mi momento, tuve mi tiempo y también, sin ánimo de parecer pedante ni engreído como decía antes, las consecuencias de la Pokémon fueron muy negativas destrozando aquel gobierno y teníamos una comunión entre gobierno, sociedad, movimientos vecinales muy buena y había un proyecto de ciudad. Eso desapareció y lo único que pido que cuanto antes se pueda recuperar la dignidad, la ilusión y el futuro de la ciudad para encontrar el buen camino”.

Compartir el artículo

stats