Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"'A cero. 5' narra mi reconstrucción como persona, tras el accidente que me dejó en silla de ruedas"

El cineasta vigués Gonzalo Suárez, presenta un documental fruto de 12 años de grabaciones, en el que el deporte fue su terapia

Gonzalo Suárez, con el coordinador de programación del OUFF, César Silva. Iñaki Osorio

El accidente; la rehabilitación en el centro de parapléjicos de Toledo; la aceptación y la lucha por mantener un sueño, el de ser cineasta, algo para lo que se había formado previamente en la universidad y, finalmente, una vocación y oficio materializados, en el que la silla de ruedas no fue el impedimento, sino el vehículo.

Esta es, a vuela pluma, la historia autobiográfica de los últimos doce años de la vida de Gonzalo Suárez Garayo, vecino de Vigo, profesor de Audiovisual y autor del documental “A cero.5” , que se presentó ayer en el Ourense Film Festival. Un título que recrea con veracidad y sin dramatismos, una historia de superación.

Esta coproducción de Galicia-España-Portugal, que se proyectó dentro de la sección Panorama de Galicia del Ourense Film Festival, “cuenta la historia de mi reconstrucción”, afirmó el director. La reconstrucción que comenzó aquel día de noviembre de 2006 en el que, con todos los sueños por cumplir, sufrió un accidente de tráfico en Madrid que, cuando tenía su futuro ya casi trazado en lo personal y profesional, le dejó en una silla de ruedas.

Gonzalo era un enamorado de la ficción ya desde que estaba estudiando audiovisual, pero desde el mismo ingreso en el hospital empezó, no sabía muy bien por qué, a grabar lo que le iba ocurriendo, su vida. La realidad en estado puro.

De ahí salió este documental, que recrea también la parte en la que Gonzalo descubrió el fascinante mundo del deporte y fue miembro del club vigués de baloncesto Amfiv, en esa lucha de fuerza y coraje de los jugadores, que se baten como gladiadores desde sus sillas de ruedas adaptadas. Ese fue parte del hilo argumental del trabajo que presentó en Ourense, acompañado por César Silva, coordinador de programación del festival.

“A cero. 5 tiene varios significados; por un lado, es la altura a la que voy en la silla, la distancia que me separa del suelo y representa también el formato de la película: medio documental, medio ficción, y por último, es un juego de palabras del acero de nuestras sillas chocando durante los partidos”.

La obra que ya tuvo una estupenda acogida en certámenes como la Seminci, es uno de los trabajos más originales del ciclo Panorama Galicia del OUFF .

Compartir el artículo

stats