Tras las lluvias de la semana la provincia parece que no se despide del verano y para mañana se esperan temperaturas que ronden los 30 grados. Tras los 35 grados del lunes y los 34 de hoy, mañana se espera que se rebaje un poco el mercurio, pero tampoco demasiado y se suma que puedan aparecer nubes en diferentes partes de la provincia durante la jornada. En general cielos despejados y temperaturas veraniegas.