Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La macrocausa de las estafas a seguros termina sin ningún inculpado en prisión

El principal acusado acepta cinco meses y una multa, tras pedirle la Fiscalía doce años de cárcel | Nueve inculpados más tendrán que hacer frente a multas o estar localizados

Los diez acusados de la macrocausa en el banquillo de los acusados. | // I. OSORIO

Tras dos horas de negociaciones en la sala plenaria de la Audiencia Provincial de Ourense, los diez acusados y acusadas por delitos de estafa continuada, falsedad documental y falsedad mercantil se sentaron en el banquillo de los inculpados para conformarse con rebajas considerables de las penas solicitadas por la Fiscalía de Ourense, después de un proceso con “dilaciones judiciales”, ya que se inició la instrucción en 2010 y ayer fue visto para sentencia.

La macrocausa trataba de esclarecer más de una treintena de presuntos accidentes que no se habían producido con diferentes personas involucradas y organizadas para presuntamente estafar a aseguradoras y otras para idéntico objetivo pero sin vinculación ni organización aparente. Según el fiscal “aprovechando que el principal acusado tenía un taller de compra-venta y reparación de vehículos, junto con otro acusado que tenía un hermano que tenía otro taller, daban parte de accidentes inexistentes para reclamar y obtener en varios casos una indemnización por el siniestro total del vehículo o por la reparación del mismo”.

Así pues, tras el atenuante de las “dilaciones indebidas” del proceso judicial hasta llegar a la vista de la sentencia, todos los acusados se conformaron con la pena rebajada. El principal acusado, el que se encargó de mover la mayoría de los partes inventados de accidentes, aceptó una pena de cinco meses y 16 días de prisión por un delito continuado de estafa (la Fiscalía en principio le pedía 8 años) y por los delitos de receptación y falsificación documental una multa de tres meses a razón de cuatro euros días, lo que supone un total de 360 euros de multa (cuando en un principio se le imputaban cuatro años de cárcel, dos y dos por sendos delitos). Así mismo la responsabilidad civil derivada de las reparaciones de accidentes inexistentes se hará de forma solidaria con los demás promotores del delito. Sin embargo, el principal acusado deberá responder con su patrimonio a la mayoría de la responsabilidad civil que establece el escrito de acusación y que no fue modificada, salvo por dos cuantías. El principal inculpado tendrá que hacer frente a un total de más de 210.000 euros, de los que más de 160.000 tendrá que afrontarlos de forma directa y personal.

Según explicó su abogado defensor, la rebaja de la pena, además de por las “dilaciones judiciales”, también se rebajó por la reparación del daño producido ya que en su momento el principal inculpado reingresó a las aseguradoras estafadas una cuantía de 50.000 euros.

Nueve acusados más

Otras nueve personas se sentaron en el banquillo de los acusados con rebajas de las penas considerables, pasando de años y meses de prisión, según los casos, a multas y localizaciones permanentes. Cuatro de ellos tendrán que hacer frente a multas que van de los 100 a los 300 euros y otros tres deberán estar localizados de forma permanente durante un mes y medio desde la efectividad de la sentencia judicial. A estos siete se le suma otra mujer, que es la esposa del principal acusado, que fue absuelta de todos los delitos sin multa y sin localización permanente.

Los magistrados de la sala escucharon las penas modificados del Ministerio Público, así como la conformidad de los abogados defensores y sus defendidos, y también de los representantes judiciales de siete aseguradoras afectadas para dictar el final de la vista y declarar el juicio visto para sentencia.

36 accidentes inventados desde un taller de A Valenzá, Barbadás

Los investigadores del Equipo de Delitos contra el Patrimonio, apoyados en el GIAT (Grupo de Investigación y Análisis de la Agrupación de Tráfico) y otras unidades policiales, dieron al traste en 2010 con la mayor estafa a compañías de seguros que se ha destapado en la provincia de Ourense. Según el escrito de acusación del Ministerio Público, el volumen defraudado fue de 36 accidentes, presuntamente inventados, desde el taller del principal acusado en A Valenzá, desde los años 2006 a 2011. El fiscal enumera en su calificación 36 hechos como ejemplos de siniestros de tráfico que “se fingieron”; salidas de vía, lesiones inexistentes y colisiones; todos localizados falsamente en distintos lugares de la provincia. En ocasiones, el principal implicado trasladaba el vehículo en una grúa particular para depositarlo en el lugar del siniestro nunca ocurrido.

Compartir el artículo

stats