Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oferta de alojamiento en viviendas vacacionales en Ourense capital ya supera las plazas hoteleras

José Fernández muestra las vistas a la piscina termal y el conjunto de As Burgas, desde los apartamentos turísticos de la calle Burgas, 6. | // IÑAKI OSORIO

De las más de 15.000 viviendas destinadas a uso turístico que hay en Galicia, solo el 3,8% están en Ourense, pero esto no significa que la provincia se haya descolgado de esta tendencia, cada vez más extendida. Esta oferta de alojamiento vacacional, a la que se accede a través de plataformas digitales, está repuntado también en el interior gallego impulsado por uno de los principales reclamos del turismo nacional y extranjero en el noroeste peninsular: la Ribeira Sacra. En solo un año, la provincia ha pasado de ofertar vivienda vacacional en el 62% de sus concellos, al 73%.

Pero es la capital de As Burgas la que marca la diferencia: el 44,6% de las plazas ofertadas en cualquier tipo de alojamiento turístico, incluyendo hoteles, pensiones y albergues, corresponde a apartamentos y viviendas de uso turístico (VUT).

Según consta en el Registro de Empresas y Actividades Turísticas de Galicia (REAT), en Ourense ciudad hay 260 establecimientos con un total de 2.627 plazas. De estos, 230 son viviendas vacacionales, casi nueve de cada diez, que suman 1.174 plazas. Esta oferta supera ya a la hotelera, que suma 1.115 en 16 establecimientos.

La vivienda vacacional ha ganado terreno en la ciudad en los últimos años y, según los datos registrados este verano por la Agencia de Turismo de Galicia, las VUT representan el 87% de los alojamientos y el 42% de las plazas. Si a estos se suman las 72 que ofertan los tres apartamentos turísticos activos en las calles Burgas, Pizarro y Ervedelo, la disponibilidad de plazas turísticas en vivienda se eleva a 1.174, el 44,6% del total.

Grupos de turistas en los jardines de As Burgas, ayer. INAKI OSORIO

La oferta de alojamiento en Ourense ciudad se completa con 11 pensiones con 228 plazas y tres albergues, con 110, entre los que se incluye el de rúa Barreira, 12, en la red Xacobeo.

A la cola en Galicia

En el conjunto de Galicia, las VUT ya representan casi el 80% del total de alojamientos y constituyen el perfil con mayor oferta de plazas: el 35,2%, seguidas de los hoteles, con un 24,4%.

En el caso de Ourense, y aquí es donde se observa que la provincia va por detrás del resto, el 62% de los alojamientos son viviendas de uso turístico (18 puntos por debajo de la media gallega) y ofertan el 23,4% de las plazas (casi 12 puntos menos).

Si la lupa se extiende por todo el territorio provincial, el número de alojamientos turísticos se eleva a 995, y solo representa el 5% de los registrados en toda Galicia. La oferta global de plazas se eleva a 14.356, de las que 4.650 corresponde a los 92 hoteles que se reparten por toda la geografía ourensana. Este tipo de establecimientos, entre los que se incluyen los balnearios, sigue liderando la oferta de plazas en la provincia, con cierta ventaja todavía sobre las VUT que, si bien so mayoría en número, son 617, en plazas aportan un total de 3.350, de las que casi una tercera parte se concentran en la capital.

A esta oferta se suman otras 775 plazas en 26 apartamentos turísticos y 103 en las clasificadas como viviendas turísticas. Sumando estas tres tipologías de vivienda vacacional, la oferta se dispara a 4.237, todavía por debajo de la hotelera.

Además, la provincia dispone de 35 albergues con 1.203 plazas, 124 pensiones que aportan otras 2.167 y 76 casas de turismo rural que se acercan al millar (991). Por último, los siete campings de A Pobra de Trives, Allariz, Entrimo, Muíños, O Carballiño, Pereiro de Aguiar y Parada de Sil suman 1.108 plazas.

Lolo Martínez, en As Burgas, con el edificio en el que se ubica su vivienda, al fondo. IÑAKI OSORIO

"Cuando la piscina termal estaba abierta, los huéspedes bajaban en albornoz"

Lolo Martínez es propietario de una vivienda de uso turístico en la calle Burgas, 10, con vistas a la piscina termal. La bautizó como ‘Ourense existe’ porque es un defensor del potencial turístico de la ciudad, y como buen anfitrión no solo recibe a los huéspedes cuando llegan a la casa, sino que les recomienda lugares de interés, rutas posibles y dónde comer bien. Natural de Madrid, llegó a Ourense por amor pero, circunstancias de la vida, su relación se rompió y decidió quedarse y empezar por su cuenta. “Me puse a mirar pisos con esta idea porque sabía que en Madrid funcionaba y vi una oportunidad”, relata.

Cuando visitó la vivienda de As Burgas, 10, lo tuvo claro: “Vi el potencial del piso, la luz, la ubicación, las vistas... Una sensación que me encantó, así que le hice una oferta al propietario y llegamos a un acuerdo”. Apostó por el proyecto y desde hace cuatro años está en la oferta de vivienda vacacional de Ourense. “Yo estoy encantado, funciona muy bien, y ahora con el AVE mejor. Ourense es una ciudad muy atractiva, mucha gente repite”, explica. Su vivienda está en Airbnb y en Booking, donde tiene muy buenas puntuaciones: 9,5 y ‘superanfitrión’. “A mí me gusta tratar con las personas, podría poner un código de entrada, pero me gusta recibir a la gente, hablarles de la ciudad, ayudarles con las maletas”, apunta.

Con cuatro años de experiencia y una pandemia en medio, Lolo ha visto la evolución del turismo que recibe la ciudad y el crecimiento de este tipo de alojamientos. “Hace años las reservas se centraban en verano, Semana Santa y Entroido, pero ahora la temporada de verano se alarga y ya hay gente desde abril”, explica. La estancia mínima es de dos noches, pero ayer mismo cerró una reserva para nueve días. “Ourense se está posicionando cada vez más, está en el mapa”, defiende. La ubicación de su casa, con vistas al conjunto termal de As Burgas, está entre lo más valorado por sus huéspedes. “Cuando la piscina termal estaba abierta, la gente bajaba a bañarse en albornoz, eso es maravilloso”, señala, deseando una pronta reapertura de la instalación.

José Fernández muestra uno de los apartamentos turísticos de Burgas, 6. IÑAKI OSORIO

"El que viene a Ourense repite, se queda con ganas de volver o lo recomienda"

As Burgas 6 es un edificio de 10 apartamentos turísticos que se estrenó en la oferta de vivienda vacacional de Ourense en diciembre de 2011. José Fernández, uno de los socios del proyecto, explica que habían adquirido el inmueble años antes y decidieron apostar por el turismo. “Creímos que podría ser interesante y lo rehabilitamos completamente, mantuvimos la composición y la fachada por el PERI, y adaptamos el interior”, explica. Confiaron en que podría funcionar y así ha sido.

Desde su apertura en diciembre ha estado prácticamente lleno, con precios diferentes en temporada alta y baja, pero en continua actividad. De la gestión de los apartamentos se encarga una empresa y las reservas se realizan fundamentalmente a través de plataformas digitales. Los clientes acceden con un código y existe servicio de limpieza. José explica que la oferta de vivienda vacacional y la hotelera son complementarias, porque ofrecen servicios diferentes.

“Hay familias que prefieren disponer de una cocina o un salón para estar juntos, y otros que no se plantean para nada cocinar”, apunta. Entre los huéspedes que han recibido hasta ahora, dice, hay una mezcla perfecta. Desde parejas jóvenes, a familias con niños, grupos de amigos o incluso personas que viajan solas. Turismo nacional, pero también de Portugal, Reino Unido o Alemania.

“Ourense como destino es espectacular, la gente se va encantada, yo lo veo, el que viene repite, se queda con ganas de volver o lo recomienda como destino”, señala. Este flujo de gente, sostiene, se ha visto incrementado con el AVE, que se ha convertido en una oportunidad también para este tipo de alojamientos.


Compartir el artículo

stats