Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El empleo de personas con discapacidad crece tras la pandemia, pero solo representa el 1,4%

Parte del equipo que trabaja en la oficina de Cogami, en Ourense. INAKI OSORIO

En Ourense, según datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística, un 16% de la población en edad laboral tiene algún tipo de discapacidad, sin embargo, solo representan el 1,42% de las personas afiliadas a la Seguridad Social. El porcentaje está una décima por debajo de la media nacional (1,52%) y aunque la evolución ha sido favorable en los últimos años, para las entidades sociales que trabajan en el ámbito de la inclusión “siempre es poco”.

Tras el bache del año de la pandemia, en el que cayeron las contrataciones, 2021 ha sido un período de recuperación del empleo en este sector. Las afiliaciones repuntaron un 3,7% en la provincia, un porcentaje con un ritmo de crecimiento incluso por encima de la media general. 2021 contabilizó 1.435 afiliados a la Seguridad Social, y los datos del año en curso mantienen esta tendencia.

Una bolsa de trabajo con 2.275 inscritos

El centro de recursos Cogami trabaja desde 1998 en la inserción laboral de personas con discapacidad en Ourense y a través de acuerdos de colaboración con todos los concellos ha creado una red en toda la provincia que ofrece formación y orientación para el empleo a decenas de usuarios que buscan un hueco en el mercado laboral. Actualmente, la bolsa de trabajo de esta entidad suma 2.275 inscritos, de los que 928 están trabajando y 1.347 en paro. Este porcentaje de desempleo, por encima del 50%, apunta la coordinadora de la oficina de Cogami en Ourense, Mónica Limia, es extrapolable, ya que, dice, “nuestra bolsa de trabajo es muchas veces reflejo de la situación social y laboral que hay fuera”.

Según el informe de afiliación de las personas con discapacidad elaborado por el Servicio Púbico de Empleo Estatal, SEPE, la contratación en este colectivo creció el pasado año un 27% respecto a 2020. Ourense fue la provincia gallega en la que más aumentó, con un índice superior a comunidades como el País Vasco, Navarra o Cataluña.

Durante 2021 se realizaron 1.460 contratos a personas con discapacidad, que representan casi un 2% de los firmados en la provincia ese año. La mayoría, 868, corresponde a hombres, si bien llama la atención el notorio aumento de la contratación de mujeres, que creció un 50% respecto a 2020.

Por sectores de actividad, siete de cada diez contratos firmados por personas con discapacidad se concentran en el sector servicios (1.027), seguido de la industria (300), la agricultura (72) y la construcción (61).

El equipo de Cogami trabaja en toda la provincia. INAKI OSORIO

A través de la bolsa de empleo de Cogami, 259 personas encontraron trabajo en Ourense a lo largo de 2021, y 168 en el primer semestre de este año. La mayor parte de la inserción laboral en la que participa esta entidad se produce en los sectores secundario y terciario, sin apenas perfiles en hostelería, construcción, agricultura y ganadería. “La mayoría son puestos de trabajo en la industria, servicios, transporte, comercio y administración”, señala Mónica Limia.

"Mucho por avanzar"

La coordinadora de la oficina en Ourense constata el repunte del empleo en 2021, tras el duro golpe de la pandemia. “El año pasado se empezó a recuperar y creo que este año podemos ir a mejor, pero nosotros siempre pensamos que es poco porque las personas con discapacidad tienen que tener su hueco en el mercado laboral. Todavía queda mucho por avanzar”, señala.

Apunta que la reforma laboral ha traído beneficios porque, “por un lado ayudó a que contratos temporales se convirtiesen a indefinidos y esto se traduce en calidad del trabajo, y por otro, la reforma mantiene el contrato de fomento del empleo de un año que, a pesar de su temporalidad, es una baza importante porque, por lo general, las empresas tienden a hacerlos indefinidos”, destaca.

Cogami tiene su oficina en Ourense, pero trabaja en toda la provincia, con técnicos de referencia por cabeceras de comarca. El equipo está formado por cuatro profesionales, además de un técnico del programa de integrado de empleo Cermi y una trabajadora social por los programas de cooperación de la Xunta. Mónica Limia explica que el trabajo con los usuarios es individualizado, desde apoyo para preparar un curriculum o preparar una entrevista a buscar un empleo a través de su bolsa de trabajo. La entidad colabora actualmente con 60 empresas.

Compartir el artículo

stats