Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sin agua en Ribadavia de noche (como mínimo) y un gasto en Trasmiras que dobla la media nacional

Los cortes en la capital de O Ribeiro duran más de lo previsto en varias zonas y, para paliar, se reparten botellas | Cierran la piscina municipal | 400.000 litros de ahorro en un día no evitan que el depósito baje más

Un hilo de agua, poco más que un charco, en el regato Maquiáns, que nutre el depósito del abastecimiento de Ribadavia. FERNANDO CASANOVA

Este es el año más seco en Galicia desde 1980, con un 43% menos de precipitaciones de lo que era habitual a estas alturas en la provincia de Ourense. Los embalses están, de media, al 48,43% de su capacidad máxima y el caudal de los ríos se sitúa en un 44,8% por debajo del promedio histórico.

Sin visos de que la meteorología ayude, la situación es muy seria en varios frentes: los incendios forestales, un peligro más que acreditado en lo que va de verano; el daño a la agricultura y a la ganadería –sectores muy afectados, además, por la subida de costes–, así como problemas de suministro de agua para lo más básico.

6

Sequía en el país de los mil ríos BRAIS LORENZO

En Ribadavia, un municipio de 5.000 habitantes, la capital de O Ribeiro, la situación es “crítica” y “dramática”, según los propios adjetivos que utiliza el Concello. Desde la madrugada del jueves al viernes hay cortes de agua por la noche, entre las 23 y 7 horas, en principio. Como mínimo, porque en varios puntos la interrupción ha durado más, con perjuicios tanto para los particulares como para la hostelería, en pleno boom de turismo, las peluquerías o las lavanderías.

El escasísimo caudal del Maquiáns, que nutre el depósito para el abastecimiento, compromete el suministro. Para que los vecinos sin agua tengan algo en casa se reparte desde este sábado agua embotellada. A los afectados que son dependientes, tienen movilidad reducida o no pueden desplazarse –ni tampoco un familiar–, el servicio municipal de emergencias les efectuará la entrega de botellas y garrafas en el domicilio.

El Maquiáns, río del que se abastece Ribadavia, está prácticamente seco. FERNANDO CASANOVA

Antes de las restricciones, el consumo ascendía a unos 70.000 litros cada hora

La notable reducción de nivel del Maquiáns ha provocado una “bajada grave” en el depósito de Franqueirán, del que se abastece Ribadavia, cuyo consumo estimado, antes de estas restricciones, ascendía a unos 70.000 litros cada hora. “La situación del regato es dramática, ha secado”, expone el Concello.

La prohibición de regar, lavar vehículos o llenar piscinas ya se ha quedado insuficiente en este municipio de Ourense. La restricción nocturna es una de las más severas en Galicia y se anticipa a la línea marcada por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), que este viernes pedía a los alcaldes, precisamente, que estudien cortes horarios de agua ante la grave sequía. Ribadavia insta a los vecinos a que ahorren y hagan un consumo responsable.

El viernes por la mañana, tras la primera noche de restricciones, el Concello admitía, con información de la empresa concesionaria Aqualia, que “la recuperación del depósito está siendo más lenta de lo previsto. De noche no se consiguió, por lo que el suministro de agua en la red va a ser gradual. Hay zonas que tienen agua desde la hora prevista, y sin embargo hay otras a las que aún no ha llegado”. El plan es que la fueran recuperando “progresivamente” durante la mañana, pero varios vecinos seguían sin ella avanzado el día.

Estudian hacer otra captación

La situación era “crítica”, reconocía más tarde el Concello, que pedía disculpas a los vecinos. En zonas como el barrio de los chalés, San Paio, Ventosela, Francelos, San Lázaro, o en las calles Ribeiro, Carballiño o Muñoz Calero, el suministro no llegaba o lo hacía de manera escasa. Desde ayer a primera hora, en la sede de la empresa concesionaria se reparte agua para los vecinos que no tienen. Además, el ayuntamiento ha solicitado un camión cisterna para uso doméstico.

También se estudia con la empresa y la CHMS tramitar una concesión temporal de agua “urgente y de forma extraordinaria”, para realizar una captación en otro río del municipio y derivar agua al depósito. “No será una solución inmediata, pero sí necesaria”, subraya el Concello. Llevar el recurso al depósito en camiones está descartado por ahora, según los técnicos.

Vigilancia de las piscinas privadas

Este sábado, el ayuntamiento indicó que “llegamos antes con agua a alguna de las zonas que ayer no tenían. Sin embargo, la presión de la red continúa sin llegar a todas las zonas del municipio”. Además, la administración avisa de que Aqualia “ha detectado zonas de demanda de agua que no se corresponden con altas en el servicio, por lo que haremos vigilancia de las piscinas privadas con acometidas de agua sin declarar”.

O Ribeiro es una de las zonas más calurosas de Ourense, pero la dura situación de sequía también obliga a cerrar “temporalmente” la piscina municipal, “hasta que el depósito mejore”.

⚠️ℹ️ A situación do depósito de auga municipal continúa sendo crítica. Tivemos no día de onte 1470 metros cúbicos de consumo no día. Concentrados no final da tarde cando todas as zonas tiñan auga. O que supuxo un saldo negativo de 300 metros cubicos de pérdidas para o depósito, debido á escasa aportación de auga do Maquiáns, que continúa nunha situación dramática. En datos comparativos respecto a un día normal, o consumo de auga baixouse no día de onte, o que supuxo o aforro de 400.000 litros. Agradecer o esforzo feito por todos os veciños e veciñas. Hoxe chegamos antes con auga a algunha das zonas que onte non tiñan, sen embargo a presión da rede continúa sen chegar a todas as zonas do municipio. Recordamos que temos na Oficina de Aqualia auga embotellada a disposición daqueles veciños que non teñan auga nas casas. Informamos que as persoas que non dispoñan da posibilidade de desprazarse, elas ou algún familiar, así como as dependentes ou con mobilidade reducida, poden solicitar en Aqualia que se lle leve auga aos seus domicilios, e o servizo municipal de emerxencias prestaralles o servizo. A empresa concesionaria ten detectado zonas de demanda de auga que non se corresponden coas altas no servizo, polo que faremos vixilancia das piscinas privadas con acometidas de auga sen declarar. Así mesmo, temporalmente pecharase a piscina municipal, ata que o depósito mellore. Continuamos tramitando unha captación temporal e transitoria para derivar auga desde un río ata o depósito, pois o Maquiáns está seco. Os técnicos descartan neste momento levar auga con camións cisternas ata o depósito, xa que esa medida non suporía ningún tipo de mellora na situación. Temos solicitado que a Xunta nos preste a axuda dos Camións nodrizas para levar auga a aquelas zonas que non teñan auga. 👉 📸 Compartimos unha imaxe da situación do regato Maquiáns para explicar mellor cal é a súa situación actual.

Posted by Concello de Ribadavia on Saturday, August 6, 2022

En la primera jornada con restricciones, el consumo fue de 1.470 metros cúbicos, concentrados en el final de la tarde. A pesar del corte y del retraso en reponer el suministro, que resultaron en un ahorro de 400.000 litros, el gasto supuso un saldo negativo de 300 m3 para el depósito, por la “situación dramática” del Maquiáns, un regato casi desaparecido, imagen del año más seco en cuatro décadas.

En Trasmiras será “más cara y restrictiva si los consumos desmedidos no se reducen”

Trasmiras –1.261 habitantes en 2021– también ha empezado esta semana con restricciones del suministro. Corta el agua desde las 22 a las 8 horas. El Concello anunció ayer que está canalizando “nuevos bombeos al depósito principal para garantizar el abastecimiento de agua”.

Obras para un nuevo bombeo en Trasmiras.

La población se duplica en verano

El alcalde, Emilio Pazos Ojea, anuncia modificaciones en la ordenanza para hacerla “más cara y restrictiva si los consumos desmedidos no se reducen”. A pesar de las peticiones de un uso racional del agua, las mediciones diarias del contador principal del municipio evidencian que “el consumo sigue disparado”.

La media diaria supera los 470 metros cúbicos, con picos de más de 500. Teniendo en cuenta que la población puede llegar a duplicarse en verano, la media es de 280 litros de agua por usuario al día. “Esto supone que en Trasmiras se supere el doble de la media de agua que gasta un español, según el dato del INE, de 133 litros por habitante diarios”, indica el Concello.

Compartir el artículo

stats