Dos concejalías, la de Seguridad Ciudadana que dirige Telmo Ucha y la de Comercio del Concello de Ourense, van a poner en marcha una iniciativa “pionera” para tratar los posibles casos de sumisión, química, como forma de violencia sexual, a través de un supuesto pinchazo, del que tanto se habla que inocularía la mencionada sustancia.

La campaña prevé instalar dispositivos policiales específicos en zonas de ocio nocturno los fines de semana, y además concienciar a la ciudadanía sobre los riesgos de esta práctica delictiva, mediante la anulación de la voluntad de la víctima.

Según la Concejalía de Seguridad Ciudadana se dotarán profesionales formados que sepan como proceder ante la aparición de una persona que sospeche que ha sido víctima de ese pinchazo.

El concejal Telmo Ucha, destaca que “se trata de una medida pionera entre las policías locales de España, en estas labores de prevención”, además, “esta campaña tiene una ventaja en la implementación de la misma, ya que la actual integración de áreas por parte del actual grupo de gobierno, que permite mayor coordinación y operatividad en la gestión municipal - política social, igualdad, seguridad, etcétera”. El concejal de Comercio, Antonio Fernández , estará presente en la zona de salida nocturna, durante las dos jornadas para impulsar el apoyo de la hostelera a estar más sensibilizada.

Cómo actuar

Si se nota ese pinchazo en un lugar publico, la víctima debe de que avisar de inmediato a testigos y personas que puedan socorrerla.

Avisar de inmediato a la policía y /o acudir al acudir al hospital y solicitar la activación del protocolo de sumisión química que ya está en marcha en urgencias del CHUO.

También se recomienda aplicar un protocolo de seguimiento de posibles enfermedades que se contagian vía sanguínea, por la aguja.