Los embalses de la cuenca Miño-Sil en la provincia de Ourense tienen, de media, menos de la mitad de capacidad, el 48,4%. Es un 22,55% menos que el promedio histórico a estas alturas del año (70,98%).

Hay presas cuya situación es aún más preocupante, y se prolonga desde julio de 2021, cuando las hidroeléctricas realizaron un vaciado extremo que coincidió con el repunte del precio de la luz. La sequía posterior, que persiste, con un 43% menos de lluvia de lo normal, ha ido agravando el problema.

6

Sequía en el país de los mil ríos BRAIS LORENZO

El embalse de As Portas, en Vilariño de Conso, se encontraba este martes por la mañana al 23,13%. La situación de los ríos no es mejor. El caudal de la estaciones de la provincia de Ourense se encuentra, de media, un 44,8% por debajo del promedio histórico.

Varias aldeas de varios concellos sufren ya restricciones de agua, ante la escasez que se combina con un incremento del consumo en julio y agosto, por la subida de población con las vacaciones.