Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jácome se “libera” del PP: “Gobernaremos cuatro ediles y lo haremos mucho mejor”

Rompe el pacto de gobierno en Concello y Diputación porque “Ourense no puede estar marcado por intereses de partido” | Entre las causas: las críticas de Manuel Cabezas a la gestión de gobierno y la “falta de compromiso”

Manuel Cabezas y el actual alcalde, Gonzalo Jácome. BRAIS LORENZO

Pactar con “el diablo” a veces tiene sus cosas. Unas veces te quemas y otras te acaban quemando. El grupo de gobierno municipal del Concello de Ourense se rompe de nuevo. Esta vez, es Gonzalo Pérez Jácome, el regidor ourensano, el que se “libera” del PP al entender que los ediles actuales no quieren reafirmarse en el compromiso del cogobierno municipal por el nuevo liderazgo de Manuel Cabezas en el PP de la ciudad.

El cabeza de lista popular a las municipales criticó la gestión de gobierno aludiendo al estado de la ciudad y los rumores de la marcha de los ediles populares del gobierno cada vez eran más grandes. Para Jácome, “esta ya es la gota que colma el vaso”.

El regidor ourensano les retiró las competencias delegadas en el ámbito municipal, les quitará las asignaciones económicas exclusivas y además les cesará de la junta de gobierno local del Concello de Ourense. La firme decisión del líder de Democracia Ourensana se traslada también a la Diputación de Ourense donde “no formaremos parte de las juntas de gobierno y no tendremos un voto coordinador con el PP”.

Las causas últimas que llevan a la ruptura son tres: las críticas de Manuel Cabezas a la gestión del gobierno después de ser elegido candidato del PP a las municipales, la “falta de compromiso” de los ediles populares con Jácome y la “escasa competencia” de algunos ediles populares en sus competencias delegadas a los que el regidor enjuició directamente.

"El Concello no puede estar condicionado a intereses de partidos"

decoration

Por partes. Jácome arguyó que desde la elección de Manuel Cabezas como candidato popular, fuentes internas, le aseguraban que los ediles populares se marcharían del grupo de gobierno. Incluso el regidor comentó que “dijeron desde el PP iba a abrir un periodo de reflexión para ver que rumbo tomaban de cara a las municipales, entonces nosotros entendemos, que con Ourense no se juega. El Concello no puede estar condicionado a intereses de partidos. Y como alcalde no puedo permitir que unas personas no tenga el compromiso de decir de si se quedan o si no. Entonces entendemos que no nos dejan otra opción. Nos liberan del compromiso del grupo de gobierno”. Y añade que “es imperdonable lo que el PP, nos está obligando a hacer. Hasta aquí hemos llegado”.

El regidor ourensano también criticó que “notábamos desde dentro que se iban a marchar porque empezaron a firmar facturas de proveedores amigos y agilizaron papeles de sus compis de forma extraña, como diciendo no vaya ser que cuando nos marchemos estos tarden en pagar y no cobren los proveedores.”.

Plantón popular

Ante las supuestas informaciones de que los ediles populares se marcharían del grupo de gobierno, Jácome cito “con 48 horas de antelación” y con el asunto motivado de la reunión a Jorge Pumar, secretario general del PP de la ciudad, y a Flora Moure, portavoz popular en el Concello. Ambos no asistieron a la cita. El primero avisó con horas de antelación y la segunda lo hizo minutos antes, según el regidor. En vez de acudir ellos, enviaron a una representante del partido, Ana Morenza, para que ejerciera de intermediaria, pero Jácome dice que “no es una interlocutora válida, porque es como si en asuntos de Estado, Sánchez convoca a Feijóo y no acude a la reunión”.

Jácome: "DO votó a favor de proyectos en la Diputación, estando en contra. El PP no fue leal"

decoration

El plantón supone para el regidor ourensano la no reafirmación del compromiso del PP para seguir cogobernando la ciudad y es por eso que dice que “Ourense no puede estar condicionado a intereses de partido de cara a las elecciones municipales, con Ourense no se juega”.

Sentencia a Pumar y Moure

El regidor ourensano responsabilizó a la edil de Termalismo y Turismo, Flora Moure, de la situación del termalismo en la ciudad diciendo que “casi el 100% de las situacion del termalismo de la ciudad es culpa de Flora Moure”. Además, añadió que “a nosotros nos criticaron cuando estábamos en el grupo de gobierno y yo no iba diciendo lo incompetente que era en Turismo y Termalismo. Lo diré a partir de ahora. Nosotros tuvimos lealtad institucional pero ellos no la tuvieron”.

Y añadió que “nosotros en la Diputación votamos a favor de cosas con las que no estábamos de acuerdo, porque somos leales, pero el PP en el Concello votó a cantidad de cosas en contra como el ascensor de la Cruz Alta, la compra de autobuses, las rampas de A Carballeira y otras cosas. Nosotros los mantuvimos aquí por una superior estabilidad, pero ahora no nos dejan otra opción”.

Para Sonia Ogando, con competencias en Urbanismo, también tuvo críticas al decir que “no ha sido capaz de que funcione la Concellería, porque por una licencia de veladores hay que esperar cinco meses y, entonces, para la de un edificio, ¿cuánto hay que esperar? ¿Quince años?”.

Sobre Jorge Pumar, edil de Medio Ambiente, comentó que “fue a decirles a los técnicos que los proyectos de los parques infantiles cubiertos no iban a dar tiempo de hacerse, porque, claro, no vamos a entrar en elecciones con obras. Es decir, quería que cuantas menos cosas se hicieran mejor”.

Vuelta al microgobierno

“Ourense está en marcha y gobernando nosotros cuatro ediles solos y lo haremos mucho mejor que con más gente, porque andar detrás de los demás ediles frenaba algunos proyectos. Ahora que estamos solos tendremos más diligencia”, dijo ayer el regidor ourensano que seguirá al frente de la Alcaldía con tres de sus ediles más afines como son Armando Ojea, Telmo Ucha y Antonio Rodríguez.

A diferencia de en septiembre de 2020, cuando Telmo Ucha se estaba pensando la adhesión al grupo de Democracia Ourensana para poder celebrar juntas de gobierno, los cuatro ediles que regirán el Concello de Ourense podrán celebrar juntas de gobierno en segunda convocatoria y sacar adelante el día a día de la gestión municipal. Quedará por saber qué pasa con la macromodificación de 63 millones de euros, que no hay un posicionamiento claro al respecto en cuanto a su ejecución. Por el momento, la denuncia del PSOE contra dicha modificación tiene un punto a favor para que no se pueda ejecutar, pero judicialmente tiene mucho recorrido y por el momento, el gobierno municipal puede disponer de ella.

Jácome sacó pecho de su gestión en Infraestructuras desde que adquirió las competencias y de “reparar el coche para hacerlo andar”, en referencia al Concello. Quedan diez meses de mandato del líder de DO en los que la carrera a las municipales marca desde ya el nuevo escenario político. Democracia Ourensana volverá a gobernar en solitario, con cuatro ediles que tendrán que hacer frente a las competencias municipales hasta el final del mandato. Quedan menos de un año para las municipales y la carrera ya ha empezado.

Cabezas guía el rumbo del PP con los ex concelleiros criticando las formas de Jácome

La viceportavoza del PP en el Concello de Ourense, Ana Morenza, fue a trasladarle ayer al regidor ourensano la decisión de un periodo de reflexión en el PP, pero este no la recibió. Desde el grupo popular afirman que “Jorge Pumar estaba fuera por motivos familiares en un compromiso planificado con antelación y Flora Moure tenía una cita laboral inaplazable”, sobre las ausencias a la reunión convocada por el regidor ourensano para ver qué pasaba con el cogobierno de la ciudad.

La carrera a las elecciones municipales ya empezó con el distanciamiento de dos partidos que se casaron, se volvieron a juntar y ahora se vuelven a divorciar una vez más lanzándose acusaciones.

Desde el PP, señalan que “siempre hemos mantenido el respeto institucional hacia el alcalde. Es muy difícil gobernar en coalición con quien falta al respeto de forma constante. Como también hemos manifestado en numerosas ocasiones, no estamos de acuerdo con una forma de hacer política que incluya agresiones verbales a funcionarios, colectivos sociales, periodistas o miembros de la oposición. Esas líneas rojas que marcamos las ha ido rompiendo el alcalde”.

Y terminan diciendo que “creemos que esta salida impulsa esta nueva etapa de liderazgo de Manuel Cabezas, un ciclo positivo para construir entre todos un estilo político inexistente en lo que queda de gobierno municipal. Pondremos toda nuestra energía en elaborar”.

Compartir el artículo

stats